Foto de archivo: Ladran Sancho

El corte total que sufrió el país tuvo su impacto en la ciudad. La energía regresó aproximadamente a las 19:00 pero el protocolo de la gestión de Oscar Luciani brilló por su ausencia. Sin comunicación oficial ni operativos, no hubo presencia estatal. Volvió la luz, pero al gobierno local no se les prende la lamparita.

«Informamos que debido a una falla general en el sistema de interconexión, la Argentina y países limítrofes se encuentran sin electricidad. Recomendamos ahorrar baterías en los celulares y no abrir heladeras para conservar su temperatura. Hay regiones que ya se están normalizando, esperamos que pronto esté normalizado en su totalidad el servicio», comunicó la Cooperativa Eléctrica en las primeras horas del día nacional del apagón.

Ya llegada la tarde, lo siguiente fue avisar que «a pesar de que en algunas localidades se ha restablecido el servicio eléctrico, el transporte mayorista de la energía aún no ha habilitado la conexión que llega a Luján». En suma, tras 12 horas de corte de servicio en medio de lluvias y tormentas, solamente esa fue la información oficial para la ciudadanía y la realizó únicamente la Cooperativa Eléctrica.

Según fuentes municipales «desde Defensa Civil, Graglia estuvo organizando acciones por si quizá se debían aplicar guardias, como también se informó a los funcionarios». Más que una política de precaución y prevención para asistir a la comunidad, la gestión de Cambiemos aplicó el «si pasa algo te aviso». Cerca de las 18:00, el centro y los barrios exhibieron una total falta de respuesta a una situación que no tenía certezas ni información oficial por parte del Estado Municipal.

El único mensaje por parte de empleados de la Subsecretaría de Prensa municipal textualmente fue que «se solicita a ls (sic) vecinos que, ante el corte generalizado del servicio de energía eléctrica, se extremen los cuidados en el uso del agua corriente».

Por poner ejemplos cercanos, en Mercedes (con el intendente Ustarroz de Unidad Ciudadana) y en General Rodríguez (con el intendente Darío Kubar de Cambiemos) ambos municipios comunicaron explicaciones básicas y demás datos de relevancia para la población local.

Según explicó La Nación, «entre las causas del incidente aparecen una sobrecarga de energía en las líneas de transmisión que conectan la red con las centrales hidroeléctricas Yacyretá y Salto Grande, las que proveen de mayor energía al país, y una falla técnica en los protectores, que deberían haber encapsulado el corte a la zona del litoral. El sistema de electricidad está compuesta por tres actores: generación, transmisión y distribución. Las transportistas llevan la energía desde los generadores hasta los distribuidores -por ejemplo, Edenor y Edesur -, y estas empresas distribuyen la energía y emiten las boletas de luz. En este caso, la falla se habría provocado en el transporte».

Asimismo, la Secretaría de Energía comunicó que al rededor de las seis de la tarde «ya se había restablecido el 89% de la demanda total, que equivale a 12.500 MW. Media hora antes pudieron volver a prender las máquinas de la represa de El Chocón, que no pudo arrancar por sí misma en todo el día y lograron que vuelva a funcionar, tras la intervención de Transener, que logró hacerles llegar energía que venía del norte. En Cammesa estiman que para el fin del día, la totalidad de la demanda será restablecida».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí