Foto: Victoria Nordenstahl.

Luego de los entrenamientos y la concentración, retomó su actividad con un encuentro mensual reuniendo más de veinte equipos de la ciudad y alrededores en sus modalidades femenina y masculina.

En las tribunas del gimnasio del Polideportivo Municipal se van juntando los equipos que esperan su turno para entrar al 9×9. A mitad de mañana del sábado, se van escuchando los pelotazos de la entrada en calor, los gritos de aliento y los silbatos que dan comienzo a las tres primeras contiendas. En simultáneo, disputan tres partidos – dos de mujeres y uno de varones – y el poli se llena de aplausos, euforia y alegría compartida.

La liga cuenta con participación de siete equipos de la ciudad: UNLu, CEF N°27, Maristas A y B, Defensores de Pueblo Nuevo, GiantiTeam, Club Luján y «Las mismas de siempre», más un equipo que reúne jugadoras de nuestra ciudad y zona oeste, apodado “Las Improvisadas”. A los conjuntos lujanenses se le suman equipos de Rodríguez, Zárate, Los Cardales y Vicente López.

En su turno de descanso, las chicas de la UNLu comentan sus expectativas para el año. Disputan actualmente dos torneos en paralelo. El local, conocido como LVL y una liga regional en la ciudad de Chivilcoy. Si bien en los años anteriores se encontraban como favoritas para el podio, este año el el equipo se encuentra en una transición, con pocas jugadoras de trayectoria y otras – de largo aliento – que comienzan a ganar confianza en la cancha. Entre las expectativas para el resto del ciclo, las jugadoras esperan mantener un equipo unido que cada vez logre mejores resultados en los dos torneos que disputan.

Las localidades también mostraron su potencial deportivo. El Club Defensores de Pueblo Nuevo comenzó con los entrenamientos de voley durante el 2018 y se integró formalmente a la liga este año. Entre partido y partido, las chicas comentan que están muy conformes con el crecimiento que vienen logrando en organización y calidad. El objetivo de este año es consolidar el equipo para elevar la vara en el 2020. El Defe cuenta con equipos femenino y masculino, en la categoría mayores y la escuelita de voley mixto, desde los once años.

Foto: Victoria Nordenstahl.

Gianti-team es otro de los equipos que recibe mayores y menores, en las ramas femenina y masculina. El equipo de mujeres, que ya tiene varios años de trayectoria en la ciudad, disputa también la Asociación de Voley Amateur. El año pasado lograron el ascenso a la primera categoría y actualmente pelean el podio del torneo del oeste.

Los colores tradicionales del Club Luján, no podían dejar de tener su representación en la LVL. Si bien el equipo está conformado hace algunos años, hace pocos meses comenzaron a vestir la roja y blanca. “La idea es seguir sumando gente y ver a qué podemos apuntar el año que viene”. Las lujaneras disputan, a su vez, la liga “Sinergia”, que se lleva a cabo en las ciudades de Pilar y San Antonio de Areco.

El vaciamiento en políticas públicas no excede al deporte. Los recursos materiales de los clubes y otras instituciones, como el CEF y la UNLu, son escasos. Jugar las ligas oficiales de la ACLAV, se vuelve un sueño imposible. Las chicas se dividen los costos a la romana, venden rifas, comidas u organizan fiestas, para solventar los gastos de viaje, inscripciones o ropa. Quienes desean ingresar en el circuito de la competencia formal, acaban por dejar Luján, probar suerte en clubes de la federación metropolitana.

Hay que hacerse el tiempo, entre el trabajo, el estudio y la vorágine diaria para descargar. “El voley es un cable a tierra” aseguran las pibas, entre mates y risas. El deporte amateur es una la forma de salir de la rutina, desconectar de lo cotidiano y divertirse entre amigas.

Las próxima fecha se disputará el sábado 5 de octubre, desde las 10 de la mañana. Una maratón de voley, imperdible para quienes gustan del deporte recreativo, de clima amistoso y distendido.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí