Volvieron a robar en la escuelita de fútbol Platense

En dos años ya sufrieron ocho robos. Está vez se llevaron cables y causaron destrozos. Desde el municipio renovaron promesas para mejorar la seguridad del predio.

spot_img

La comunidad del Platense nuevamente se despertó con la triste noticia de un robo y destrozos en el predio. Luego del último robo sufrido en septiembre, donde sustrajeron indumentaria, pelotas y electrodomésticos, las familias vuelven a expresan el cansancio y la frustración.

Es que nuevamente el esfuerzo de padres, madres, profes, entrenadores para comprar los materiales necesarios se escurre como agua. En esta oportunidad, no solo se llevaron cables, que son muy caros, sino que también rompieron el salón.

El episodio ocurrió el lunes por la noche, cuando los ladrones ingresaron al predio y tuvieron tiempo para desconectar la instalación eléctrica: «Llegó el parquero el martes a la mañana y estaba todo el salón roto, la puerta, la cantina. Se llevaron el cable que alimenta desde el tablero principal al salón, la cantina y todo el ensamblado de seis milímetros que alimenta la cancha dos», comentó Cristián, presidente de la escuelita.

Como si fuera poco, el martes a la madrugada volvió a sonar la alarma del predio y al llegar al lugar, Cristián logró impedir un nuevo asalto. «Cuando llego veo que la puerta de la cantina estaba entreabierta, todo oscuro porque ya se habían llevado el cable nuevo que habíamos puesto. Miré para una de las torres, que es la única que nos había quedado iluminada, y veo una persona que al verme me dijo que me iba a cagar a tiros. Lo salí a correr, hasta que me di cuenta que lo que estaba haciendo era una locura», dijo el presidente de Plantense.

Según comentó el presidente, «no alcanzó a llevarse nada, porque el cable que había desmontado lo dejó tirado, dejó tirado un hacha, una barreta, una pinza. Sí nos cortó un cable subterraneo de ocho milímetros, no se lo pudo llevar, pero ahora estamos sin luz».

Cansados de los robos, durante este miércoles decidieron a movilizar a la puerta del municipio, sin embargo, la iniciativa se diluyó ante una nueva promesa. «Se acercó gente del COM (Centro operativo de monitoreo) y me prometieron una ayuda, por lo menos de reintegrarme el cable que se llevaron. Si para el viernes no tenemos ninguna respuesta de todo lo que nos prometieron, sí vamos a ir a la puerta del municipio. Yo tengo a los chicos sin entrenar, porque no tengo luz, no tengo agua porque no puedo prender la bomba», concluyó Cristián.

spot_img
<
spot_img
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,065SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.