A pleno sol del mediodía, familias, trabajadores del MTE, funcionarios locales y nacionales, y vecinos del barrio «El Ombú» llegaron a la esquina de Río Luján y Belaustegui para participar de la entrega de 11 viviendas.

Todo inició en 2014, cuando algunas familias tomaron un predio buscando un lugar donde continuar su vida y terminó este sábado con la entrega de las llaves a cada una de ellas.

El acto de finalización de las viviendas se llenó de emoción y alegría. Desde la cooperativa de constructores del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) mostraron una vez más la capacidad de dar respuestas y plantearse como una opción para saldar el déficit habitacional en nuestra ciudad, incluso en medio de un año complicado por la pandemia.

“Trabajo cooperativo al servicio del pueblo” dice un pasacalle colocado frente a las viviendas. Globos, banderas del MTE, una mesa con las llaves de cada casa y la parrilla prendida completaron la escena para una jornada emotiva.

El encuentro contó con la presencia del ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi; el secretario de Hábitat de Nación, Santiago Maggiotti, y del intendente municipal, Leonardo Boto. Por parte de la cooperativa Vencedores Vencidos, y referente del MTE-UTEP, Marcelo Medina encabezó la actividad.

Medina fue el primero en tomar la palabra para confirmar que «la entrega de 11 viviendas no es poca cosa, y menos cuando se trata de un año tan difícil que nos ha tocado atravesar. Muchos de nosotros tuvimos que reinventarnos. Mantener esta fuente de trabajo ha sido muy difícil, convivimos con el miedo. Pero también mantuvimos la convicción de que hay un sector muy grande de Luján que vive en barrios populares que no tienen acceso a los servicios básicos y eso nos dio la motivación para continuar. Hoy estas 11 familias van a recibir una casa totalmente digna”.

Medina recordó que a partir de ahora estas familias «ya no se van a tener que preocupar cuando llueve por si se les entra el agua o si se llueven las chapas. Estoy muy emocionado porque yo sé lo que es, yo estuve de ese lado y es hermoso abrir la puerta de tu casa, ver como tus hijos eligen las habitaciones y ver donde vas a poner el mueble».

«Somos trabajadores que queremos mejorar las condiciones de vida de los trabajadores. Necesitamos estar organizados para bancar esta situación, para sacarla adelante. Esta pandemia hubiese sido muy diferente si no hubiésemos estado organizados. Las organizaciones hemos demostrado que somos una barricada para enfrentar estas situaciones difíciles de la vida», concluyó Medina.

Por su parte, Leonardo Boto destacó que «es muy importante el proceso, la necesidad real de estas 11 familias, el esfuerzo y el compromiso de esta cooperativa de construcción que llevó adelante la construcción que fue financiada por el gobierno nacional anterior. Después del cambio de gestión le pudimos dar continuidad y hoy llegamos a esta entrega de llaves».

Asimismo, el jefe comunal felicitó a las familias que recibieron las viviendas y a la cooperativa: «Tenemos que reflexionar sobre el acceso a la vivienda en nuestra ciudad, en donde existe una presión inmobiliaria muy importante y en donde a muchos sectores de los lujanenses acceder a un lote y mucho más a una vivienda se vuelve muy difícil«.

Por su parte, el ministro Jorge Ferraresi felicitó a la cooperativa y al Intendente por la coordinación que se tuvo para llevar adelante la obra. «Acá hubo un Estado que generó las herramientas para que esta organización sostenga en el territorio», expresó.

Como desafío de su gestión, el ministro argumentó: «Nosotros vamos a hacer que la vivienda sea un derecho, pero también vamos a erradicar las viviendas sociales. Las viviendas tienen que tener dignidad para todos los argentinos. No puede haber viviendas de primera y viviendas de segunda. Uno recorre esta obra y la mano de obra es muy buena y son muy lindas. Pero los pasillos tienen 70 centímetros, una silla de rueda no pasa».

Por último, llamó a las familias a continuar la lucha por aquellos que aún no tienen su casa propia. «Yo siempre les digo a las personas que reciben una vivienda que ahora la obligación es doble. Porque las de ellos ya están, pero falta las de muchos argentinos y hay que luchar para ellos. Eso va a suceder si estamos comprometidos», concluyó.

Seguir en la construcción

Cada familia recibió su llave en mano, una entrega simbólica que representa el sueño cumplido. La cooperativa Vencedores Vencidos ahora va por el sueño de más familias, particularmente las 84 del barrio Santa Marta que esperar su hogar.

El pedido llegó de varios lados, y Ferraresi tomó nota. En ese sentido, la presidenta de la Sociedad de Fomento del Ombú manifestó que «estas 11 viviendas reflejan el déficit habitacional que hay en Luján. Es nuestro deseo que esto se siga replicando en todo Luján. Necesitamos más viviendas populares para que sea para todos y todas. Estas viviendas populares tienen que ser replicadas porque la demanda de viviendas es muy grande».

Mientras el Ministro saludaba a los vecinos, los trabajadores del MTE-UTEP Luján posaron para una foto en una de las viviendas mientras cantaba: «Santa Marta, queremos Santa Marta». Ese proyecto de construcción de viviendas, largamente postergado, busca financiamiento por parte de Nación para llevar dignidad a una decena de familias, pero al mismo tiempo trabajo a trabajadores de la economía popular que ya demostraron su capacidad de trabajo y compromiso.

Fotos: Agustín Bordignon.

Publicidad

Licenciado en Ciencia Política en la Universidad de Buenos Aires. 26 años. Profesor. Peronista. Hincha de Luján

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí