Foto: Julieta Brancatto

El gobierno confirmó que tenía voluntad de que las obras se inicien pero la cuestión burocrática demora el comienzo de la obra y siembra incertidumbre en las familias y la cooperativa del MTE.

Las familias que viven en el predio del barrio Ombú, entre las calles Río Luján, Beláustegui y Padre Varela ganaron a comienzos de 2018 un round importante en la pelea por la tierra y la vivienda. En enero de 2018 lograron que el Ejecutivo local retire una denuncia penal por usurpación que les iniciaron en 2014 y les otorguen reconocimiento legal para regularizar su situación.

Con el reconocimiento del municipio, las cinco familias iniciaron gestiones que acompañaron cooperativistas del Movimiento de Trabajadores Excluidos e integrantes de Patria Grande tanto en Provincia como con funcionarios municipales para ganar un segundo e importante round: la construcción de las viviendas y la llegada de servicios a la manzana. Más tarde sumaron seis nuevos cupos para completar el territorio. En total serán 11 familias del barrio las que accederán a un plan habitacional.

Esta semana el Consejo Deliberante aprobó convenios entre Nación y Municipio para avanzar en lo comprometido por la gestión local en las mesas que compartieron con las familias del Ombú y los cooperativistas.

Puntualmente será el municipio el responsable de la obra de 11 viviendas en el lote con financiamiento nacional. Cinco casas para las familias que lo habitan desde 2014 y otras seis para familias del barrio que se sumaron a un listado de beneficiarios impulsado desde la Sociedad de Fomento.

Desde el Movimiento de Trabajadores Excluidos, anunciaron que “estamos próximos a firmar el contrato con el municipio para la construcción de viviendas en el Ombú. Llevamos meses de gestión y trabajo con diferentes niveles de avances”. Se trata de la Cooperativa Vencedores Vencidos que recientemente concluyó la obra en Olivera para la relocalización de familias inundadas.

Víctor Martín, miembro de la Cooperativa señaló que “necesitamos firmar el contrato de obra y que la cooperativa eléctrica desarrolle la infraestructura para que nosotros iniciemos. Posiblemente durante el mes de mayo iniciemos esta quinta etapa de construcción de viviendas por parte de nuestra cooperativa”.

Los 21 albañiles que conforman la Cooperativa están desde comienzos de año, cuando finalizó la obra en Olivera, realizando trabajos menores en comedores y merenderos, esperando comenzar con esta nueva misión. Por eso esperan “que la dilatación por los tiempos burocráticos, se acorte lo más posible”.

El cooperativista remarcó que desde la Confederación que los nuclea (CTEP) se está planteando a nivel nacional y en cada municipio que un porcentaje de la obra pública sea ejecutado por cooperativas autogestivas de trabajo persiguiendo los objetivos de las tres T: Tierra, Techo y Trabajo.

Así están las novedades respecto al Ombú, con buena parte de los tramites burocráticos resueltos y a la espera de los últimos sellos y papelitos que debe cerrar el municipio de Luján con la Cooperativa y las familias del barrio.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre