El CIC y el barrio festejaron junto a las familias el Día de la Niñez. Organizado por las instituciones y organizaciones que cada día trabajan para cambiar la realidad de niños y niñas, diversas propuestas animaron la tarde.

“Somos todas las organizaciones por ustedes, ese es el mensaje que queremos transmitir”, afirmó Nicolás Martínez, el coordinador del Centro de Integración Comunitaria (CIC) que junto al merendero el Ángel de la Bicicleta-Patria Grande, el comedor Granito de Arena, Vientos de Libertad-MTE, y docentes y estudiantes de cuarto año de la Escuela Secundaria N°1 organizaron un gran festejo por el Día de la Niñez en el San Fermín.

Cada organización e institución, pasado el mediodía del domingo 9 de septiembre, aportó en una jornada repleta de actividades que contó con talleres de pinturas, juegos de kermesse, corte de pelo solidario y pinturas artísticas. Además, participó Johny Camargo con su rap, estudiantes realizaron una obra de teatro de estilo circense, la banda de la Escuela de Artística Integral hizo su presentación al igual que los payasos Chimi y Churra, y también hubo una clase de zumba. La jornada cerró al ritmo de la murga del barrio, los Caprichosos Del Bajo.

Foto: Victoria Nordenstahl

“En el comedor el Ángel de la Bicicleta día a día trabajamos fuerte porque cada vez se nota más la necesidad, estamos preparando siempre unas 300 viandas. Hoy nos juntamos con mucho corazón y alegría, es el día del niño y es algo tarde de la fecha porque cada institución festeja su día. Pero este año nos hemos juntado para pasar un hermoso día en familia con los niños”, expresó Andrea del merendero el Ángel de la Bicicleta. El comedor, a la par de la alimentación, todas las semanas propone actividades para los niños y niñas. Taller de circo, de cocina y charlas por parte de los integrantes de Vientos de Libertad.

Además, es parte la escuelita de fútbol femenino a la que asisten 60 niñas entre 6 y 18 años. Actualmente entrenan en la placita del barrio San Jorge ya que tras varios pedidos, las autoridades municipales todavía adeudan un espacio propicio para la práctica. Las niñas y jóvenes participan de un campeonato de una fecha por mes que reúne 150 jugadoras de escuelitas de localidades de la zona. “Es deporte, donde las chicas van a ocupar sus mentes, van a dedicar su tiempo, es salud, es todo”, continuó la vecina ante un derecho al juego vulnerado.

Desde Vientos de Libertad, acompañan hace algunos meses a través de charlas de prevención del consumo destinado a chicos y chicas, y trabajando la problemática de manera articulada entre las instituciones y organizaciones barriales. En los festejos participaron con el corte de pelo solidario, una actividad que realizan también en el comedor y que nació en las quintas ubicadas en Rodríguez con el objetivo de generar una salida laboral.

“Lo hacemos los martes en el Ángel de la Bicicleta el corte a $20 o $30 o a voluntad. Más que nada para después limpiar las cosas de limpieza del comedor y los dos chicos que van son voluntarios”, contó Julián.

Foto: Victoria Nordenstahl

Estudiantes de dos divisiones de cuarto año de la Escuela Secundaria N°1 participaron con una obra circense y aportaron 400 bolsitas con golosinas para repartir a los niños y niñas, que tras la propuesta de la profesora de lengua y literatura, Ana Constantino, comenzaron con la organización para las celebraciones en conjunto.

“Trabajamos mucho. En los recreos nos juntamos para hacer las actividades. Nos quedábamos algunos días cuando salíamos a la una a ensayar”, contaron Julieta y Tatiana estudiantes que además viven en el bloque de los santos. Además, todos estuvieron semanas previas juntando ropa, alimentos y juguetes para colaborar con los vecinos del barrio.

Por su parte, el comedor nocturno Granito de Arena del barrio San Jorge también brindó su apoyo en los festejos. “Hoy nos acercamos a colaborar con los juegos de kermesse que también los realizamos nosotros. Es el día del niño y queremos que disfruten su día, que pasen una linda tarde”, expresó Lucía integrante del comedor que asiste a 30 familias con un total de 130 porciones de comida tres veces a la semana.

Foto: Victoria Nordenstahl

Quienes trabajan en el cotidiano con niños y jóvenes describen que la situación alimentaria es alarmante. “Vemos que el mayor porcentaje de las veces el único plato de comida que tienen es el que se ofrece desde el programa Envión o desde las instituciones como la de Lucía, o la que participa Andrea. Es realmente desesperante, vemos crecer el hambre a diario. Es verdad y hay que decirlo”, expresó Mariano.

La actividad del Centro Integrador Comunitario del barrio San Fermín es realizada desde el programa Envión con el objetivo de contener a los adolescentes principalmente en la reinserción escolar y a jóvenes con problemas en la justicia para nuevamente reencauzarlos en la comunidad educativa. La apuesta desde la institución es generar herramientas de contención, y es por eso que además del programa están vinculados al Centro de Formación Profesional N°402 que brindan capacitación sobre soldadura, huerta, peluquería y costura.

“Apostamos a generar herramientas de conocimiento para que se salga a luchar a la vida con una herramienta más. Dentro de lo que es el taller de soldadura hacemos salamandras sociales, termos a leña y cocinas a leña para contrarrestar esta situación de que la gente ya no puede pagar la garrafa. Así que el año próximo vamos a traer las podas de la ciudad al centro integrador para que la gente pueda cocinar a leña y por lo menos tenga una preocupación menos que es el gas que no llega a poder comprar”, concluyó Mariano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre