En el marco del día mundial contra el maltrato a los adultos mayores, la Subdirección de Políticas de Género participó de la Jornada de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez donde brindó una charla informativa con el objetivo de visibilizar la violencia de género en la tercera edad.

Todos los 15 de junio, por institución de la Asamblea General de la Naciones Unidas, se celebra a nivel mundial el Día de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. En Luján la Subdirección de la Tercera edad llevó adelante la jornada “Tu respeto es mi sonrisa” donde participaron diversas instituciones estatales, incluyendo al área de género municipal que problematizó la violencia hacia las mujeres adultas.

En ese sentido las profesionales resaltaron que además de los diferentes tipos de violencia tipificadas en la Ley Nacional N°26.485 de Protección Integral a las Mujeres, los adultos también sufren abandono y negligencia, otros tipos de violencia que también atraviesan tanto a mujeres como a los hombres. Sin embargo el foco estuvo en mostrar que la violencia de género entre adultos mayores también existe.

“La violencia de género en la tercera edad está invisibilizada y naturalizada. Las mujeres son las que más sufren la violencia, por parte de familiares y de la pareja o ex pareja. Por eso es importante resaltar a las mujeres adultas como principales víctimas de la violencia, como las más silenciadas”, explicaron desde la Subdirección de Políticas de Género.

Además evidenciaron que “es probable que sea este sector de edad, el que más violencia haya soportado y durante más tiempo, debido al mayor peso de la mentalidad machista y por la normalización, en su época, de los malos tratos en la pareja”, expusieron.

De esta manera, pusieron en valor la importancia de trabajar en los prejuicios que las propias mujeres tienen de sí mismas, basados en el miedo. Es decir que, por ejemplo, ellas sepan que si el violento es su pareja desde hace muchos años, no tienen que quedarse con él por ese motivo o porque sea el padre de sus hijxs; o porque estén casados por Iglesia, por el qué dirán, etc.

Así como también –en el caso de una pareja nueva- que no es necesario convivir o estar en pareja formalmente para denunciarlo. “Pidan ayuda, salgan de sus casas, hagan actividades que les hagan sentir bien; y no tengan vergüenza” insistieron las profesionales del área de género.

Según informó el municipio, “en América Latina los países con mayor índice de violencia son Colombia, Brasil y Panamá, donde se reportan anualmente más de 102 mil casos de extrema violencia, de los cuales un 38 % de los maltratados son adultos mayores, mientras que en Argentina y Chile se estima que más de 33.600 adultos mayores sufren algún tipo de violencia dentro del seno familiar”.

Sobre esta línea especificaron que los propios hijos, son los mayores victimarios. “El 44,4% de los adultos mayores tiene como principales victimarios a sus propios hijos; el 14.6% a los cónyuges; el 9,7 a la pareja actual (afectiva y/o sexual) y el 17% a otros familiares (nuera, yerno, entre otros). Es necesario destacar que las edades de los hijos/as agresores fluctúan entre 26 y 45 años y son en un 68% varones”.

Finalmente comunicaron que “en el ámbito familiar el tipo de violencia que mayoritariamente se ejerce contra los adultos mayores es el maltrato psicológico hasta en un 95%. La agresión más frecuente incluye los insultos (85%), la humillación y la desvalorización (66.3%), las amenazas de muerte (40%) y el rechazo no están exentos de la violencia física. Los factores que hacen del adulto mayor una persona vulnerable frente al maltrato son la pérdida del rol social, la baja autoestima, los niveles de dependencia derivados de algunas patologías, los bajos niveles de ingresos económicos que los obliga a vivir con otros o a depender económicamente de ellos”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí