«Venimos luchando para tener nuestro lugar»

Una voz necesaria y un debate postergado. El acceso a los derechos políticos de las personas trans forma parte de una reparación urgente. Luciana reflexiona sobre el tema en diálogo con Ladran Sancho, mientras se acerca a emitir su voto. 

spot_img

En esta jornada electoral, la población argentina vota para renovar la mitad de los cargos del poder legislativo, un espacio tradicionalmente ocupado por varones cisgénero, en el que, aún con una Ley de Paridad, las mujeres no alcanzan el 50% y que adeuda un debate en torno a la conformación fuera de la binariedad y la representatividad de la población LGBTIQ+. 

Las proyecciones sobre los resultados indican que ninguna candidata travesti ingresará al Congreso de la Nación. De las cinco precandidatas trans a diputadas nacionales, solo Daniela Castro, aún sigue en carrera, sin embargo, ocupando el puesto 21 de su lista, no tiene chances de ingresar a la cámara baja. 

Para un colectivo perseguido durante décadas y décadas por el propio Estado Argentino, el daño también se traduce en sus derechos políticos, en la falta de representatividad, en la imposibilidad de votar las leyes que las contemplan y buscan la reparación. Sin embargo, hay quienes, desde la resistencia, expresan la necesidad de participar y pujar en un universo que las necesita adentro. 

Es el caso de Luciana, del colectivo trans, que desde hace muchos años lucha por ver mejoras para sus compañeras y que esta tarde se acerca a votar por responsabilidad y con la esperanza de que implique un nuevo paso hacia sus objetivos, “que nos respeten, que nos acepten en este hermoso mundo que tenemos” contó. 

En diálogo con Ladran Sancho, Luciana manifestó la importancia de ejercer este derecho, “para demostrar que existimos, que somos seres humanos y que el voto de una persona trans también es valorable” sin embargo, la participación no debería limitarse a esta expresión individual y esporádica, “sería bueno que sea valorable en general, no solamente el día que tenés que ir a votar”. 

“Hoy en día tenemos la suerte de que salieron muchas cosas a nuestro favor” valora, reconociendo la necesidad de avanzar y con el anhelo de un mundo donde quepan miradas y opiniones diversas, donde las personas trans puedan vivir dignamente, “Venimos luchando para tener nuestro lugar”. 

El colectivo travesti trans ya comenzó a escribir su historia política con un impulso irrefrenable, porque sin travestis en el Estado y en cada ámbito de la vida, ésta es una democracia incompleta, Luciana explica que es necesario «entrar en el mundo político para demostrar que nuestra palabra también vale y demostrarle a la sociedad que no es solamente lo que ellos ven del lado de afuera».

spot_img
<
spot_img
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,065SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.