La bronca vecinal se anticipó y le arrancó al intendente Luciani una audiencia imprevista junto a nuevos compromisos urgentes. El plan de lucha de los barrios sigue en marcha y continua mañana con cortes de rutas.

Cerca de treinta vecinos y vecinas, principalmente del barrio Ameghino, se acercaron a la municipalidad para entregar volantes y un petitorio al intendente para que amplíe al resto de los barrios, la reunión que mantendrán el próximo lunes. La ansiedad ante las urgencias en el territorio los llevó a pedir una audiencia imprevista que tuvieron en el despacho del jefe comunal.

Con pancartas que rezaban “Exigimos cloacas. Basta de mentiras y promesas. Es nuestra plata, nuestros derechos”; “Queremos niñxs jugando en las plazas y no en los hospitales por el agua”; “¿Y los $25 millones? ¡Exigimos que continúen con las obras en el Ameghino!”; “Sólo exigimos nuestros derechos: agua potable y no contaminada, y la terminación de las obras. Somos seres humanos, no animales”; y “Basta de inundaciones”, aguardaron respuestas del intendente mientras cantaban el ya clásico “¿Dónde está, Luciani dónde está?”.

Tras la reunión con las vecinas y vecinos afectados por la central termoeléctrica -otra de las problemáticas que coparon la agenda del martes- Luciani recibió al presidente de la Sociedad de Fomento del Ameghino y otras vecinas del barrio, donde le entregaron un petitorio que el intendente firmó y se comprometió a garantizar de inmediato.

Foto: Ladran Sancho

Las vecinas anunciaron que el jefe comunal “se comprometió a garantizar para hoy: agua potable, conteiners en las esquinas y arreglos en calles para que pase el transporte público”. Por esto último, el intendente dijo que el municipio pagó a la cooperativa eléctrica 370 mil pesos para colocar una capa asfáltica sobre las calles que el colectivo quería evitar para no romper los coches.

La agenda vecinal que pone sobre la mesa la desigualdad en el territorio y el desinterés del gobierno sigue en marcha. Lo de hoy es apenas una yapa que los vecinos consiguieron en la puerta del despacho de Luciani. Los próximos días avanzarán evidenciando los años de abandono en los barrios y reclamando soluciones de fondo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre