Una luz al final del túnel: «Esta obra la van a disfrutar muchas generaciones»

Flandria pudo sortear los problemas económicos que atraviesa el país y finalmente dio por finalizada la obra de iluminación de las canchas auxiliares.

De a poquito, juntando peso por peso, comprando de una cosa por vez, se pudo lograr una obra muy importante para el Club Social y Deportivo Flandria. Este martes 16 de junio se inauguró la obra de iluminación de las canchas de inferiores.

Un tropezón no es caída y, si bien suena a cliché, así lo entendieron desde la dirigencia del Canario que, cuando finalmente se decidió a encarar una obra muy ambiciosa, para nada fácil desde lo económico, se toparon con la terrible devaluación de la era Macri, que casi echa por tierra lo que habían planeado.

Hoy el pueblo Canario sonríe y disfruta desde la virtualidad, tras la inauguración por las redes oficiales del club, de una obra que disfrutarán pibes y pibas por muchos años. Cabe recordar que en épocas de invierno, los chicos contaban con muy poco tiempo de entrenamiento, ya que no contaban con la luz para poder practicar en las canchas.

Todo comenzó en noviembre de 2017, cuando se decidió poner en marcha esta obra que no tardaría en ejecutarse más de un año, en ese entonces con el dólar a $18. Sin embargo, la obra se terminó con un cambio a $70: «Empezamos vendiendo bonos contribución en noviembre de 2017 a $50», recuerda Santiago Otero, Vicepresidente Segundo de Flandria.

«Compramos las columnas en tres etapas, compramos el cable principal en 2018. Después de eso paramos bastante porque hubo muchas devaluaciones, estaba la época de Macri y no teníamos un mango. Ahí yo pensé que no se iba a hacer. Este año, con la nueva administración de las inferiores, se hicieron grandes avances».

Finalmente, la obra tuvo un costo de $720000: «Es un sueño. Estoy re contento. Se gastó mucha plata, porque cada vez que pasaban los meses se iba encareciendo más. Dijimos, es ahora o nunca y lo logramos. Se unieron todas las fuerzas del club para terminar la obra», remarcó el dirigente.

La obra fue posible gracias al aporte de socios, padres de pibes de inferiores, hinchas, patrocinadores y toda la comunidad del Canario, que colaboró para que esto sea posible.

Damian Marchio, Coordinador de Fútbol Amateur, aseguró que «es un día que va a quedar marcado en la historia de Flandria. Es algo que soñamos todos y que se logró gracias a un trabajo en equipo. Los chicos cuando ingresan a la institución, ingresan con un sueño que es ser futbolista, que eso es lo más lindo que disfrutamos todos. Esta obra significa que nuestro trabajo sea con más calidad y que ese sueño esté más cerca».

El presidente de la institución, Fabián Poli, se mostró muy contento y «orgullosos por el trabajo realizado por la comisión directiva. Queremos agradecer a Electricidad del Oeste, a Bértola y a Pepe Martínez, que nos apoyaron para poder hacer esta obra. No va a ser la última, porque vamos a seguir haciendo cosas. Este es un paso muy importante y es una alegría poder contar con esto para los chicos, para que puedan venir a practicar de forma correcta».

Las luces se encienden y la alegría se vuelve un punto de concordancia entre presentes y quienes siguen la transmisión vía streaming: «Esta obra la van a disfrutar un montón de chicos. Son obras que quedan, que la hicimos bien, como se debe hacer. Se va a poder disfrutar de generación en generación», concluyó Otero.

 

 

spot_img
<
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,034SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.