Una Justicia con perspectiva de género, ¿es posible? 

En el marco del III Congreso Provincial de la Magistratura y la Función Judicial, realizado en Luján, la Corte Suprema de Justicia de la Provincia presentó su Comisión Permanente de Género e Igualdad. Mea culpas y propuestas de un poder con grandes responsabilidades sobre las violencias machistas. 

El martes 5 y miércoles 6 de octubre hubo un encuentro de Magistrados, Funcionarios y Funcionarias judiciales de toda la provincia, enmarcado en el Bicentenario del Poder Judicial bonaerense, en la zona histórico-basilical. Allí, entre otras actividades, la Corte Suprema de Justicia de la Provincia presentó la Comisión Permanente de Género e Igualdad, ¿Justicia con perspectiva de género? ¿Qué es eso? ¿Se come? 

Entre la autocrítica y la emergencia de algunas propuestas, la ministra de la Corte, Hilda Kogan, realizó una descripción del estado de situación en Argentina y en la Provincia de Buenos Aires: “El año pasado aumentaron los casos de denuncia por violencias, las mujeres quedamos prácticamente totalmente a cargo de las responsabilidades de los cuidados de familia, siendo o no nuestra única ocupación y labor que además no se encuentra remunerada. A su vez la pérdida de puestos de trabajo ha impactado más en las mujeres que en los hombres”. 

“Nos falta más de lo que creíamos”, expresó Kogan, la primera mujer en integrar la Corte Suprema de Justicia bonaerense, durante la presentación. Junto a ella estuvieron Amós Arturo Grajales y María Pía Leiro, integrantes de la comisión; y, en representación del Ejecutivo, la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia, Estela Díaz. 

La ministra de la Corte, Hilda Kogan, en la presentación de la Comisión Permanente de Género e Igualdad.

Además, Kogan señaló que junto a Salta y Jujuy, la provincia de Buenos Aires tiene una de las más altas tasas de femicidios en nuestro país y explicó que “el asesinato de mujeres basado en la sola circunstancia de serlo es el final de una larga cadena de violencias y discriminaciones”, por lo que, manifestó que es necesario que el Poder Judicial no solo juzgue con perspectiva de género, sino que todas las acciones que lleve adelante tengan esta perspectiva. 

“La comisión que se está creando abarca el género y la igualdad, razón por la cual es también preciso que refiera que en el año 2019 la violencia contra el colectivo LGBTIQ+ en Argentina aumentó tanto en asesinatos como en ataques y agresiones callejeras, violencia institucional y discriminación, 72 mujeres trans murieron durante ese año, el 80% murieron por enfermedades la mayoría curables y el 12% fueron asesinadas. El 35% de las que murieron eran de la Provincia de Buenos Aires”, remarcó la Ministra.

¿Qué hará la Comisión?

Según explicó Amós Arturo Grajales, la comisión formada en el seno del alto tribunal está en funcionamiento desde fines de agosto. Entre sus tareas, mantiene reuniones con miembros propios de la Suprema Corte de Justicia y también con los miembros permanentes de la Asociación Judicial Bonaerense y del Colegio de Magistrados. 

Amós Arturo Grajales explicó el funcionamiento de la comisión.

A su vez, tendrá una reunión plenaria mensual con miembros invitados del Poder Ejecutivo, como el Ministerio de Justicia y el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires; y tendrá el objetivo de asesorar y generar ideas y aportes a la Suprema Corte de Justicia y a todo el Poder Judicial. 

También, el espacio recibirá aportes y proyectos de la comunidad jurídica, principalmente de funcionarios y funcionarias, para “generar políticas proactivas en materia de género”, según explicó Grajales, y comentó que la comisión tiene representación de la Secretaria de Personal, la Secretaria de Servicios Jurisdiccionales, el Instituto de Estudios Judiciales, la Dirección de Justicia de Paz, la Asociación Judicial Bonaerense y el Colegio de Magistrados.  

Perspectiva de género en la Justicia, una deuda histórica

María Pía Leiro, jueza de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal (Zárate/Campana) e integrante de la comisión, fue la encargada de historizar la emergencia de algunos discursos de carácter feminista que, con dificultad, abrieron el debate sobre la inclusión de la perspectiva de género en el Poder Judicial, una tarea que caracterizó de necesidad indiscutible. “Han sido muchísimos los logros, pero aún son muchos los desafíos y obstáculos que debemos ir superando”, expresó. 

Leiro dijo que la comisión es el medio para la debida promoción y articulación de políticas públicas en el ámbito del Poder Judicial.

La Jueza explicó que desde 1994, a partir de la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, instrumento internacional al que Argentina adhiere, estaba establecida la obligación de que, quienes administran justicia, deben educarse y capacitarse en términos de derechos de las mujeres. 

Sin embargo, no fue hasta 2014, por iniciativa de Margarita Tropiano, quien presidía el Colegio de Funcionarios y Magistrados en ese entonces, que se llevó adelante una convocatoria “para que abordáramos la problemática que se venía detectando vinculada a la violencia, en un principio centrada en la situación de las mujeres”, refirió Leiro. 

En 2016 el Colegio de Magistrados y Funcionarios impulsó un programa de “Fortalecimiento Institucional” donde se hablaba de la necesidad de sensibilización para administrar justicia con perspectiva de género y de modificar las prácticas cotidianas, que Leiro calificó como ambicioso y de difícil aplicación, explicando que la participación era voluntaria en un momento en que “la temática no estaba en la agenda de las políticas públicas”.  

En el año 2018 el mismo organismo publicó un compendio de normativas vigentes y herramientas prácticas para profundizar en la inclusión de la perspectiva de género en el análisis jurídico, con el fin de “combatir argumentos estereotipados”. Posteriormente, una segunda publicación incluyó el abordaje de los derechos del colectivo LGBTIQ+.  

A fines del mismo año, la Ley Micaela transformó en obligatoria la capacitación que el Colegio de Magistrados ofrecía de manera optativa y por fuera del horario laboral. “Hoy integramos esta Comisión y estamos convencidos de que es el medio para la debida promoción y articulación de políticas públicas en el ámbito del poder judicial, que hagan a nuestra propia reforma”, opinó Leiro. 

“Creemos en la necesidad de protocolos para juzgar con perspectiva de género, la incorporación de registros públicos que pongan a la luz como se encuentra integrado el Poder Judicial y así con data objetiva, podamos avanzar sobre un cupo o paridad para el acceso de las mujeres a la judicatura”, proyectó la Jueza.   

Ilusión de igualdad

En representación del Poder Ejecutivo, Estela Díaz celebró la conformación de la Comisión Permanente y agradeció la invitación a tomar parte activa de la mesa de trabajo. Además, refirió a la brecha salarial existente en el Estado. 

«Creamos algunos ámbitos de transversalización de la perspectiva de género porque entendíamos que este era un fuerte mandato”, señaló Díaz.

Ante una clara feminización de lo público en distintos ámbitos sociales y políticos, la Ministra habló de una “ilusión de igualdad” que necesita ser revisada ante la existencia de violencias más o menos sutiles, así como violencias directas que tienen lugar en el sector público, para una transformación de la institucionalidad. 

“Cuando miramos con metodología rigurosa y científica, salta a la vista que todavía vivimos en una sociedad que tiene largas deudas con la igualdad de género. Cuando generamos otras intersecciones en estas miradas, encontramos otros tipos de desigualdades al acceso a la justicia y a la falta de acceso a recursos y oportunidades”, señaló Díaz. 

Juzgar con perspectiva de género, señaló Díaz, es juzgar con perspectiva de Derechos Humanos y dentro de acuerdos internacionales y supralegales a los que Argentina adhiere. “No es ni más ni menos que juzgar según nuestro marco de derechos y Ley vigente. Para esto creamos algunos ámbitos de transversalización de la perspectiva de género porque entendíamos que este era un fuerte mandato”, expresó. 

La Ministra, además, mencionó el Acuerdo 3964/19: «Es explicativa sobre cómo hay que informarse con celeridad, con rapidez, cómo cualquier de estos ámbitos deben tomar las medidas urgentes que deben tomarse y comunicarse. Acá hay una herramienta que es excelente en revertir ese nivel de fragmentación en las intervenciones y propender muy claramente en la articulación».

***

Entre la emergencia de algunos discursos de los movimientos feministas hacia adentro del Poder Judicial y la férrea sujeción de la institución a su matriz patriarcal que legitima y reproduce las violencias machistas, muchas mujeres y personas del colectivo LGBTIQ+ ven vulnerado su derecho de acceder a la Justicia, muchas veces en casos críticos. 

Este año el tema fue puntapié para movilizaciones y expresiones de la sociedad en su conjunto, sobre todo a raíz del femicidio de Úrsula Bahillo y de otras mujeres que habían realizado denuncias por violencia en reiteradas ocasiones y a las que la Justicia no protegió. Sin paciencia ni tiempo para otorgar el beneficio de la duda, muchos sectores de la sociedad esperan ver una transformación concreta y urgente en materia de perspectiva de género en el Poder Judicial. 

spot_img
<
spot_img
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,058SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.