Ladran Sancho festejó su cumpleaños y aprovechamos para reflexionar sobre la economía social, como también sobre el trabajo cooperativo. Agradecemos el constante acompañamiento que ustedes nos brindan día a día.

Después de meses de iniciar un propio camino en la construcción de formas alternativas de trabajo, la cooperativa de comunicación Ladran Sancho llegó a su primer año y lo celebró este viernes 24 de mayo impulsando con actores de la economía social en un conversatorio abierto.

El encuentro contó con la participación de la comunidad local y cooperativistas que aportaron sus experiencias de trabajo cotidianas: Martín Brizuela y Gonzalo Santa Coloma de la Cooperativa “UsinaEco”, Marcelo Medina de la Cooperativa “Vencedores Vencidos” MTE-CTEP, y la Comisión de asociados del Banco Credicoop, representada por su vicepresidente José Luis Larrea y Cristina Protolongo, responsable de educación cooperativa zonal.

“Siempre decimos que a nosotros no nos interesa tanto la cooperativa sino los cooperativistas. Lo que es el voluntariado, el trabajo, la democracia de las decisiones, la reciprocidad, hay un montón de condiciones que son propias del cooperativista que luego al transformarse en cooperativas trasciende. Y el lema nuestro es que toda sociedad es posible. La cooperativa no es una respuesta al capitalismo. Es una manera de vivir, de pensar la vida, y de no acumular”, expresó José Luis para abrir el intercambio.

Foto: Victoria Nordenstahl.

“Todo el trabajo que hemos realizado tratamos de poner lo mejor de nosotros y que el laburo quede lo mejor posible porque va destinado a la parte más vulnerable de la sociedad. Creemos que se merecen un buen trabajo y eso es una gran diferencia con respecto a las empresas (…) Nuestra meta primero es que el trabajo quede lo mejor posible, son casas realmente resistente, con lo estético, y después tiene mucho de diferencia el sentido de pertenencia a la cooperativa y ser consciente a donde uno está dedicando su trabajo”, continuó Marcelo representante de la cooperativa constructora de viviendas.

La charla recorrió temáticas sobre el proceso colectivo de trabajo. También atravesó los desafíos en las sus dificultades, que van en la lucha por el cumplimiento en los derechos laborales a las maniobras para la financiación de los proyectos, al igual que las satisfacciones que se encuentran en afianzar las articulaciones con los diferentes sectores en la sociedad civil.

“Para nosotros el gran desafío es a partir de la educación cooperativa, de qué manera nosotros podemos transmitir estos valores cooperativos para que de alguna manera sean o prendan en la sociedad, porque estamos seguros que otro tipo de sociedad es posible y que el cooperativismo es un camino para eso”, describió Cristina desde su labor vincular entre cooperativas y la educación.

Foto: Victoria Nordenstahl.

“Yo lo que rescato del grupo es esa inteligencia de sobreponerse a los momentos tensos de discusiones. El acordar de elegir el camino, hacia donde se va”, destacó Martín dejando a su compañero Gonzalo para que comparta uno de sus grandes desafíos propuestos: “Queremos llegar a más escuelas y no nos dan las posibilidades. Para nosotros no es solo dar una charla es sostener el entusiasmo de los chicos, cambiar las dinámicas, y después recoger las cosas porque si los chicos juntan para que después se mezcle todo otra vez se desalienta. Entonces tenemos que sostener y armar todo el circuito para que en todos lados podamos recoger las cosas y hay que hacerlo todos los días”.

Desde lo cooperativo también fueron abordadas las temáticas que marcan el escenario actual: la perspectiva de género al interior de los vínculos y la importancia de la inclusión de la economía social en plataformas electorales en este 2019.

“En el MTE-CTEP nosotros venimos trabajando muy fuertemente desde hace tiempo. En principio consideramos un camino de la deconstrucción del patriarcado. Venimos trabajando a nivel nacional con charlas de género donde se debate se pone en cuestión el machismo para evitar estas violencias dentro de la cooperativa pero también por fuera. Trabajamos en un protocolo de pasos a seguir en situaciones de violencia (…). Las mujeres en nuestra cooperativa forman roles importantes, de toma de decisiones. Tratamos que sea lo más democrático posible”.

Foto: Victoria Nordenstahl
Foto: Victoria Nordenstahl
Foto: Victoria Nordenstahl

“Una plataforma que crea que todas las cosas las tiene en su mano no sirve para el ciudadano. Tiene que haber participación. Tenemos que construir todos, los proyectos tienen que estar construidos entre todos (…) Si se permite que la gente participe seguro que va a haber concepciones distintas”, definió Gonzalo.

El cálido momento festivo finalizó con un brindis. Desde Ladran Sancho agradecemos a quienes nos acompañaron en este encuentro tan significativo para nosotros y nosotras, y a quienes nos apoyan cada día para fortalecer el camino elegido realizando nuestro trabajo de manera colectiva.

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Felicidades Ladran Sancho! A seguir creciendo!!. Nos hubiera encantado acompañarlos pero estamos de viaje.
    Abrazos a tod@s y cada un@.
    Marta y Jorge

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí