Cada mes La Ramona organiza una actividad cultural. «Se va a caer», reunirá a seis artistas mujeres de Luján comprometidas con el movimiento feminista a través de la música, la lectura y la fotografía el sábado 23 de junio a partir de las 20:00hs.

La Ramona, espacio que reivindica en la cultura a la mujer a partir del personaje de Antonio Berni, prepara un nuevo encuentro cultural a partir de las expresiones artísticas de seis mujeres lujanenses. Desde cada disciplina la propuesta de las artistas se vincula a su propio aporte en la cultura contemporánea, la transformación desde sus herramientas o instrumentos, a manifestar en qué se están revelando o en qué lucha.

«Las mujeres en su diversidad de ser mujer, de formas de mostrar lo que hacen y la mujer en lucha diversa, son mujeres que luchan en diferentes espacios y muestran cosas diferentes. Y una mujer contingente, que está en constante cambio, en transformación. Desde la construcción colectiva a la diversidad», es la propuesta de Mara Vanessche en La Ramona.

La actividad contemplará lectura y escritura, base de los ciclos que comenzaron en abril. El tercer encuentro será el sábado 23 de junio a partir de las 20:00 en la sede del espacio cultural, en Mariano Moreno 919.

Se va a caer es una organización conjunta de las mujeres que participarán desde la disciplina artística que las convoca: Catalina Aranda y Mayra vega en música, Tita Martínez y Lucía Felice en lectura, Victoria Nordenstahl con una exposición fotográfica y retratos en vivo por Victoria Díaz Bevilacqua. Además, la participación de Mara Vanessche que ofrece el espacio el cual contará con cantina popular.

Juntas en el recorrido, estas mujeres continúan el proceso de transformación y deconstrucción. «Va a ser una celebración también, estamos con las energías renovadas», confesaron las artistas, a la espera de que el Senado trate el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

En la conexión de las diferentes áreas a través de una construcción colectiva, las artistas conjugarán desde distintas miradas lo propio del feminismo, en vinculación con lo político y lo cultural.

«La idea de hacer algo colectivo lleva a encontrarnos desde el placer que produce el hacer arte. Hacerlo entre mujeres nos da un resignificado porque estamos comprometidas por el momento que nos atraviesa. Entonces, es una doble alegría. Porque el arte es entretenimiento pero también está interceptado por nuestra visión que, claramente, es de lucha. Entonces es una forma de expresarnos a partir de lo que más nos gusta hacer», expresó Tita.

Mayra, Toti, Cata, y LuFe integran diferentes espacios políticos y se acompañan en una misma lucha. Foto: Julieta Brancatto

En esa línea, con Lucía Felice combinaron el proceso de escritura para llevar una lectura a dos voces en una presentación performática. «En la escritura nos revelamos un poco al canon que son hombres blanco, heterosexuales. Nosotras también queremos romper con eso. También romper con la idea del concepto de autor que es uno que está solo en la casa y aspira a que una gran editorial lo publique y ya. Hay otras maneras de hacer literatura, que es de esta forma, más cercana a la persona que te escucha».

De ese modo proponen un vínculo cercano y cara a cara con el oyente en el lugar común de lector. «En estos tipos de eventos podes verle la cara a la persona que te escucha, cómo recibe lo que lees y casi instantáneamente una devolución, te cuentan qué interpretaron. Me parece mucho más interesante».

En cuanto a la música, Cata Aranda y Mayra Vega interpretarán con sus guitarras temas propios de Catalina y de otras artistas, relacionados a la mujer y al impulso de dejar atrás el miedo para romper con las estructuras sociales ya establecidas.

«Cuando empecé a escribir no sabía nada de música y un poco buscaba esto de romper que escribe el que sabe, el que tiene un título y sabe bien cómo son las escalas. Con mucha influencia de artistas de acá, que tienen oído y facilidad para escribir, entendés que no es necesario para expresar lo que querés», contó Catalina al tiempo que agregó: «Desde abajo estamos las minas demostrando la cantidad de músicas que hay, que son un montón».

Tita, Viky y Mara. Todas participaron en el armado del encuentro, Mara desde la organización, las seis artistas en su arte y ayudando a las pares. Foto: Julieta Brancatto

Victoria Nordenstahl aportará su mirada desde la cámara en retratos de mujeres influenciadas por la política, en su mayoría conocidas de ella y también desconocidas. «Las que estamos somos todas mujeres políticas, más allá de que nos movamos en diferentes ámbitos, más allá de lo partidario es una de las características de la mujer de hoy. Todas de alguna forma estamos atravesadas y decidimos buscar alguna forma de mostrarlo. A eso va la muestra».

Por último, a lo largo de la jornada Victoria Díaz Bevilacqua realizará retratos en vivo en el estudio. «Para mí el estudio es un espacio sagrado donde logro conectar con la intimidad de las personas. Retratar a alguien para mí es muy significativo, requiere un tiempo de conocimiento con la persona para entrar en confianza y a su vez autoconocimiento de las mismas. Naturalmente son más las mujeres que siguen mi trabajo y quienes me buscan para retratarse, tiene que ver con el movimiento de mujeres que está en marcha, sin dudas».

De ese modo, a través de la fotografía propone la reflexión y deconstrucción de conceptos al igual que estereotipos de belleza. Mostrar cuerpos tal cual son, sin miedos ni prejuicios. «Como militante de este movimiento de mujeres, me es importante fomentar con hechos esta deconstrucción o desnaturalización de los estereotipos que tanto daño nos han hecho a las mujeres».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí