Un gesto que mantiene viva la historia

El Centro Filatélico de Luján cumplió 36 años. Definida como el amor por coleccionar sellos postales, la filatelia es un hobbie que sigue creciendo en todo el mundo.

Hubo un tiempo donde las enciclopedias y los sellos postales cumplían la función de enseñar los paisajes, medios de transporte o personajes de una cultura como si fueran ventanas al mundo. La filatelia no cuenta solo la historia del correo postal, sino que traza una línea del tiempo ilustrada sobre los acontecimientos y temas de lo más diversos. El gesto de la colección, reinventa a cada momento la historia y la dota de sentido.

Durante 2021, los integrantes del Centro Filatélico de Luján volvieron a reunirse. El año pasado se cumplieron 35 años de su fundación, hecho que se celebró con una gran muestra virtual de sellos postales. Ingresamos a la Biblioteca Ameghino con ganas de saber más sobre el oficio de la filatelia, y nos encontramos con Christian Pérez, presidente del Centro.

Sobre sus inicios, recuerda que “ mi actividad en este centro comenzó al año siguiente del nacimiento del club, en el 86. Cuando fue la segunda muestra, cuyo tema fue Ameghino, yo tenía 8 o 9 años. Llegué gracias a mi hermano; él compraba unos sobres que vendían en los quioscos y traían como 50 0 100 estampillas. Claro que, al ser chico y no conocer el tratamiento, los pegaba con plasticola, con cinta Scotch” dice Christian.

Desde el año 1985, el CeFiLu promueve la actividad cultural en Luján realizando eventos vinculados a la filatelia. Todos los elementos son coleccionables: las estampillas, entero postal y matasellos postal.

Las ventajas de pertenecer a un club vinculado a una afición tan específica como es la filatelia, es que se aprende a tratar los elementos, a clasificarlos y a presentarlos. Cada una de las personas del club colecciona sellos postales sobre distintas temáticas aunque, como nos cuenta Christian, “la forma tradicional de comenzar es por un país, pero luego, para organizar el contenido, muchos prefieren centrarse en un tema en particular”.

Walter Cravero colecciona sobre dragones y cine. Su carpeta de 16 hojas, narra la historia del dragón siguiendo la línea temporal de las estampillas y enteros postales que fue reuniendo a lo largo de los años.  Cada país emite una cierta cantidad de sellos y, gracias a internet y al contacto con otros clubes, hoy es posible encontrar lo que buscamos para ir completando la colección mediante la compra o el canje.

La colección de dragones está presentada dentro de un marco, que cuenta la historia de la criatura mitológica en el mundo.

“Hay temas que mucha gente colecciona, como flores, animales, autos. A mí me gusta ver la historia del país reflejada en mi colección. Puedo observar los acontecimientos más importantes, ver cómo fueron cambiando las impresiones a lo largo del tiempo, detectar pequeños detalles en cada versión, como diferencias en la tinta o en las líneas”, dice Jorge Giudici, mostrándonos con una lupa una reimpresión del primer sello postal argentino, y algunas manchitas o diseños movidos de lugar en las diferentes estampillas.

El club reúne también a distintas generaciones en una actividad común. Sandra Isa, llegó al club gracias a su padre. “En ese momento amplié mi visión, porque aprendí que no solo las estampillas pueden coleccionarse, sino que sellos, matasellos, sobres y otros documentos existen y son importantes para la historia postal de una país”. Ahora, Sandra se encuentra coleccionando sobre el rol de la mujer a lo largo del tiempo. “Sabemos cuáles son los temas que nos interesan, y siempre en la búsqueda propia se cruzan otros materiales que pueden formar parte de la colección de otro integrante y así nos complementamos”.

El primer sello postal fue emitido en la provincia de Corrientes en 1856. Después de la batalla de Caseros, los sellos ya circularon con el nombre de República Argentina.

Es también el caso de Daniel Meiana, que asiste al club con su hijo Lázaro. Daniel está estudiando la historia del tango en Argentina, y su mirada sobre la temática es amplia. En su colección entra una estampilla del Diego “pues cantó el tango El sueño del pibe”, y algunas estampillas sobre barrios porteños.

Su hijo Lázaro se acerca para mostrarnos una colección de postales que emitió el Correo Argentino en 1998, aunque en realidad, su mayor interés es el ajedrez por correspondencia. “Me encanta coleccionar las jugadas de ajedrez por correspondencia. Así lo jugaba la gente hace siglos, y a veces tardaban meses y meses en responder el siguiente movimiento”, cuenta Lázaro que, como nativo digital que es, evidencia en su relato lo increíble que puede resultar hoy aquella espera.

A la hora de exponer, quienes integran el CeFiLu arman marcos. Un marco es la historia de la colección, correctamente ordenada y contada en 16 páginas tamaño A4. Lucas Di Pietro, por ejemplo, elaboró una colección sobre la Antártida en la que ya lleva más de tres años  trabajando. Y Ernesto Sola, quien se reconoce apasionado de la historia de Luján, reunió 8 marcos sobre el tema, mostrando la historia local en exposiciones nacionales e internacionales, en una de las cuales llegó a ganar medalla de oro.  “Cuando elegís un tema, te tenés que empapar de contenido para saber lo que estás nombrando.  Además del comentario filatélico, donde van la editorial que imprimió la postal, el fotógrafo, la fecha, si fue enviada o no, lo tenés que acompañar con un relato histórico”, cuenta Ernesto.

Uno de los marcos presentados para una exposición nacional.

Hoy, los temas para coleccionar siguen surgiendo a medida que la historia avanza. Prueba de esto, son las numerosas estampillas que algunos países emitieron con motivo de la pandemia de COVID19.

Si bien los modos de coleccionar cambian o se amplían, la pasión continúa. Las millones de personas que coleccionan sellos, se sienten unidas en una actividad que involucra un legado material pero tiene sin dudas un fuerte valor sentimental.

Las puertas del CeFiLu están abiertas para quienes quieran acercarse al interminable y siempre en construcción mundo de la filatelia. Si querés formar parte, podés comunicarte a través de Facebook o al correo cefilujan@gmail.com

Hace dos sábados que se retomaron las reuniones presenciales en Biblioteca Ameghino. Actualmente, más de 35 personas integran el CeFiLu y siguen sumándose.

Lo más leído en Ladran Sancho

Muraleada por la inclusión

Abren una convocatoria a artistas y estudiantes de artes para intervenir la fachada de la Subdirección de Discapacidad junto al pintor Claudio Roncoli. 

Más noticias en Ladran Sancho

¡Yo te sigo a todas partes! Vuelve el publico del ascenso a la tribuna

La medida fue anunciada por la ministra de Salud y desde Flandria y Luján ya preparan los detalles para el retorno. Conoce quienes podrán volver a alentar.

“Un año presa sin pruebas por denunciar un abuso sexual grupal”

El 23 de septiembre del 2020 Nancy Montiel fue detenida de forma irregular por la DDI y aún está presa sin condena firme en Los Hornos. El presidente del Tribunal a cargo, Eduardo Losada, le negó la prisión domiciliaria que había solicitado la defensa por ser mamá y responsable de una niña con discapacidad. 

Parte oficial: se confirmaron cuatro casos positivos de covid

Mientras los contagios continúan en números muy bajos, la cantidad de vacunas aplicadas supera las 156.750 dosis en Luján.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.