Foto: Archivo Ladran Sancho.

Finalmente el Concejo Deliberante aprobó una nueva concesión para la línea de colectivos locales. Luego de cuartos intermedios, correcciones y gestiones entre Ejecutivo y Deliberativo, la línea 500 se hará cargo de los ramales que dejó La Flor porque eran «deficitarios».

Tras la huída de la empresa La Flor de Luján llegaron los reclamos vecinales que motivaron los plenarios, luego llegaron las reuniones en provincia por parte de los funcionarios, y el intento solución se encaminaba a la empresa 11 de Junio, algo que finalmente sucedió en la continuidad de la sesión ordinaria del lunes 3, que finalizó hace 24 horas con aceptación de la nueva concesión para Transportes 11 de Junio, donde se incluye el ramal a Olivera y, dependiendo de algunas gestiones más, también para Goldney.

Existió un contrato corregido entre sesión y sesión que envió el Ejecutivo pero tenía errores de forma y allí se le hicieron correcciones de algunos puntos que no estaban bien redactados. Esto llevó a las críticas de los concejales de la oposición quienes remarcaron la poca importancia que se le está dando a la gestión de gobierno. Además se le incorporó el pedido del colectivo de mujeres, respecto a la igualdad y la perspecitva de género.

La concesión se otorgó por 15 años y por ese motivo se deroga la ordenanza que mantenía la vigencia del contrato firmado en 2013 (que vencía en 2023). Teniendo en cuenta, por el articulo 231 de la LOM, que se puede otorgar una prórroga únicamente por un tercio de lo que está en vigencia, se decidió derogar la ordenanza para que caiga el contrato anterior y entre en vigencia un nuevo contrato.

«Los quince años se justifican a partir que La Flor deja de prestar el servicio porque ese trayecto es deficitario, algo que es aceptado por las autoridades de la Subsecretaría de Transporte de la Provincia. Entonces, en ese contexto, la empresa 501 se está haciendo cargo de un recorrido que va a pérdida, es decir llegar a Olivera y a Goldney. La Flor dijo que los 2,5 pasajeros por kilómetros que permite rentabilidad, ese trayecto estaba en 0,8.», explicó Gabriel Jurina, uno de los más comprometidos en el proyecto, según sus propios compañeros ediles.

«Debido a que hay que hacer inversiones importantes de compra de unidades y, además, la empresa tiene que planificado renovar su parque rodante, evidentemente la empresa no podría aceptar esto si solamente le quedaban cuatro años de concesión. Con tasas del 70% o cuotas dolarizadas, era lógico que necesitaban plazos más largos para las amortizaciones y la viabilidad de la línea 501, 502 y 503», arguementó.

Jurina también señaló la gestión de Cambiemos y la poca capacidad para resolver rápidamente el conflicto. «El Ejecutivo recibe la propuesta de la empresa 11 de Junio y plantean que se prorrogue la concesión vigente, eso ya encamina mal el expediente. Esto hizo perder mucho tiempo porque en el primer dictamen debería haberse tenido en cuenta lo que contempla la Ley Orgánica para que los trámites avancen en pos de poner en marcha el servicio y que se pueda cobrar el subsidio de Provincia. Porque nosotros ahora dimos la herramienta al Ejecutivo para que 11 de Junio se haga cargo de los recorridos, pero es responsabilidad del intendente cerrar el proceso», finalizó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí