Foto: Victoria Nordenstahl

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el marco del paro activo que estaban llevando adelante laburantes por la deuda que mantiene el municipio.

Tras el rechazo por parte de los y las trabajadoras de la propuesta de pago realizada por el gobierno municipal, en la mañana de este jueves 25 de julio, desde la delegación del Ministerio de Trabajo se dictó la conciliación obligatoria. El conflicto entra en standby y el gobierno de Luciani ganará tiempo para juntar dinero y terminar de abonar la deuda.

La cifra reclamada rondó en los 3 millones de pesos cuando inició el conflicto, pero se redujo ya que el municipio depositó la suma no remunerativa de mayo, el sueldo faltante del mes de junio y el retroactivo de julio de los médicos municipales. Sin embargo, el gobierno local sigue debiendo horas extras de mayo y junio. Y también adeuda la suma no remunerativa acordada para el mes de junio, y parte del Salario Anual Complementario.

«El conflicto que hay es culpa del Ejecutivo por no cumplir con las fechas que fijó en la primera parte de las paritarias 2019. Se llega a un paro porque ellos nos decían una fecha y nunca aparecía la plata. Nos fueron pateando las fechas y la gente no aguantó más y decidió el paro» explicó Oscar Ledesma, secretario gremial de ATE.

Con respecto a la conciliación obligatoria, el dirigente gremial sostuvo «hoy antes de ir a hablar con el Ministerio y llevar una propuesta para que abonen a fin de mes lo que adeuden pero nos desayunamos con la conciliación obligatoria. Durante estos 20 días que dura la conciliación no se pueden tomar medidas de acción directa pero vamos a estar en diálogo para llegar a un acuerdo para la segunda parte de la paritaria 2019 y esperamos que cuando venza la conciliación este todo pago de la primer etapa por parte del municipio».

El martes 24 de julio, los médicos del Hospital Municipal habían levantado el paro tras haber recibido el abono del sueldo del mes de junio y del retroactivo de 2018.  El Departamento Ejecutivo informó «se ha normalizado la atención médica en el Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján, dado que ha finalizado el paro realizado por el cuerpo médico de dicho nosocomio, a raíz de la regularización de los pagos solicitados».

Para cortar con los dolores de cabeza que le traen el pago de las horas extras, el intendente Oscar Luciani decidió darlas por suspendidas en su totalidad a través de una resolución firmada en el día lunes 23 de julio. Esta decisión fue tomada por el jefe comunal para «no asumir nuevos compromisos y facilitarnos el cumplimiento de los ya contraídos».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí