El presupuesto bonaerense 2019 comenzó a tratarse con datos nada alentadores. Según un informe de la Universidad de Avellaneda, deuda y ajuste son los ejes de María Eugenia Vidal, más tarifas sociales y transporte a pagar por los municipios. Para Luján, algunas obras y basta de contar por ahora.

El presupuesto provincial es el segundo en importancia a nivel país, pero para los lujanenses resulta clave respecto a cómo proyectará la gestión de Vidal el próximo año. Según el último texto -de los cuatro modelos presentados por el gobierno bonaerense- la gestión de Oscar Luciani aparece segunda en las obras destinadas por provincia en el presupuesto 2019 donde figuran los trabajos en la Cuenca del Río, en la cual también se encuentran parte los partidos de Exaltación de la Cruz y Pilar quienes también se benefician con la “segunda etapa” de la obra.

Luján además recibirá fondos para las viviendas sociales y algunos arreglos en el Hospital Cabred y así el monto para nuestra ciudad asciende a $866.504.143, como lo muestra el presupuesto entregado por Vidal y el que fuera a defender el ministro de Economía Hernán Lacunza a la Legislatura Provincial durante el martes. El jueves será el turno del responsable de Infraestructura, Roberto Gigante y el martes 20 de noviembre -ya en el Senado- el ministro de Salud, Andrés Scarsi y de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, también defenderán la propuesta presupuestaria.

Pero el panorama no parece nada óptimo tal como lo establecen las opiniones de diversos intendentes de los distritos comandados por el peronismo, de igual modo tampoco para instituciones que analizaron el cálculo de recursos como la universidad de Avellaneda (UNDAV). “El presupuesto de la Provincia para 2019 asigna 16 veces más fondos al pago de intereses de deuda que a programas industriales”, expone el informe académico en su inicio.

Obras que figuran en el Presupuesto provincial 2019

Algunos puntos salientes del análisis definen que: “2019 no sólo signará la posibilidad de la actual administración de revalidar el apoyo popular en las urnas. También se trata del primer año de implementación plena del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, lo cual tiene diversas implicancias sobre las finanzas en el plano provincial. En ese marco, el Presupuesto de la Provincia de Buenos Aires replica la lógica nacional de un considerable ajuste del gasto público, en paralelo al aumento de la presión impositiva”. 

El propósito -según los analistas- reside en garantizar la convergencia fiscal. “Pero la fiscalidad de la Provincia históricamente ha mostrado rigideces estructurales. Por su magnitud y heterogeneidad, es complejo pensar en grandes transformaciones en cortos períodos de tiempo, evitando los “daños colaterales” asociados. De esta manera el Presupuesto 2019 de la Provincia de Buenos Aires, se termina quedando a mitad de camino entre el pretendido ajuste del gasto, y un déficit financiero significativo”.

El 13 de octubre pasado, cuando Javier Tizado se mostró tenso en Luján ante los reclamos de los industriales locales delante de la prensa, pidió salir y señaló que “el año que viene va a hacer distinto. Porque ahora tenemos una turbulencia financiera sobre la que estamos trabajando. Va a ser importante la ley de presupuesto, eso va a calmar las aguas y vamos a volver a crecer el año próximo”. Vaya si iba a ser importante para Tizado: el Ministerio de Producción que él maneja redujo 8% su presupuesto.

Para más profundización, la Universidad de Avellaneda complementa que el Ejecutivo provincial trasferirá más de $13.000 millones en concepto de subsidio a la tarifa social energética, déficit de CEAMSE y transporte comunal. “Como réplica del Presupuesto Nacional, en la Provincia también se comienza a notar el impacto del proceso de endeudamiento sobre las cuentas públicas. Así, una de las partidas que mayor crecimiento plantea es la de pago de intereses de la deuda, que postula un aumento del 77,8% nominal (casi 32% a valor reales). Con todo, el presupuesto 2019 para el pago de la deuda pública bonaerense representa casi 2 veces el de asistencia social, 7 veces el de vivienda y 16 veces el que se destinará a la industria”, aseveran desde la universidad.

Cuadro comparativo por jurisdicción. Fuente Comisión de Economía PJ BsAs.

Desde la Comisión de Economía del PJ Bonaerense expusieron que “el objetivo esencial de la relación provincia-municipios contenida en este proyecto de presupuesto para el año 2019 es la pretensión de la gobernación de diluir el costo del ajuste nacional que impacta de lleno sobre la provincia de buenos aires en las administraciones municipales. Que los municipios deban afrontar la tarifa social eléctrica, el transporte comunal, la relación tributaria con las distribuidoras eléctricas, la compensación de los déficit corrientes del sistema educativo y la extensión de la red de servicios de agua corriente cloacales e hidráulicos configura una severa agresión a la autarquia municipal y a la calidad de vida de los vecinos de cada jurisdicción”.

Finalmente, otro de los puntos que rescató el sector peronista para criticar fue lo relacionado con el Fondo Provincial Compensador de Mantenimiento de Establecimientos Educativos el cual solo excepcionalmente podrá ser girados a los Municipios, previo acuerdo con la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia. En tanto que los municipios que cuenten con servicios de educación formal municipal deberán destinar los recursos prioritariamente a cubrir los gastos de funcionamiento y mantenimiento de dichos servicios. Aquellos municipios que integran el área territorial del conurbano bonaerense, deberán destinar el 100% de estos recursos a la infraestructura escolar. Los restantes municipios deberán afectar como mínimo el setenta por ciento (70%) de dichos recursos a idéntico destino.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre