Tras el vínculo que inició el municipio con Siemens y Araucaria Energy, el secretario de Producción Miguel Paulón, primero negó los contactos y luego sí aceptó que su gestión tiene relación “con la transportadora y no con la termoeléctrica”. Casualmente ayer el ENRE trató el pedido de la planta TRANSBA para recibir y transportar energía de Araucaria.

La relación entre la gestión municipal y Siemens tiene en la misma mesa a Araucaria Energy. Oficialmente se intenta ocultar e incluso negar, pero en la comunicación que tuvo el secretario de Producción y Turismo con el representante de la firma alemana, existió especialmente una copia dirigida ni más ni menos que a José Irusta Cornet, accionista y directivo de Araucaria Energy.

Así y todo Miguel Angel Paulón desestimó el hecho y, notoriamente enojado, espetó a Ladran Sancho que está “trabajando para que Luján se desarrolle, si hay gente que no quiere esto, bueno allá ellos, sabrán por qué lo hacen”.

Igualmente la consulta periodística no reposó en atraso o futuro, sino en legalidad e ilegalidad, que son los términos que hoy definen el proyecto de la termoeléctrica. Esto debido a que Araucaria Energy construyó sin planos, ni permiso de suelo  y se encuentra en etapa final de puesta en marcha. Además no tiene el certificado de aptitud ambiental -requisito previo e ineludible reconocido por todos los actores involucrados- sin embargo realiza pruebas y avanza en la construcción.

Sumado a dicho contexto, la industria de categoría III goza de no cumplir con una ordenanza municipal que prohíbe ese tipo de emprendimientos. Ante este estado de situación, los funcionarios de Cambiemos siguen proyectando planes, antes de erradicar las irregularidades existentes.

Inicialmente Paulón advirtió que “no estoy dialogando nada con ellos” pero ante la evidencia de la comunicación que recibió donde consta la relación municipio-Siemens-Araucaria, finalmente acomodó su declaración: “Iniciamos la gestiones para el desarrollo de un parque tecnológico y con eso nos ofrecieron un paquete orientado a las ciencias duras. Allí surgen otras consulta, donde además nosotros hemos promovido la posibilidad a los parques industriales con una línea propia, pero que definirán los privados”.

Reconocido por el propio funcionario, como si fuera poco ahora la gestión de Oscar Luciani consultó a Siemens -socia de Araucaria- sobre cómo tender una línea de alta tensión desde la central a los parques industriales, por lo que la planificación industrial avanza sin parar y se profundiza con una empresa que se encuentra de modo ilegal en nuestra ciudad.

La termoeléctrica nunca paró las obras y ahora cuenta con más gestiones municipales. Foto: Victoria Nordenstahl

-¿Todo esto se gestiona por más que esté en ilegalidad la termoeléctrica?

-Pero la línea no es puntualmente de la termoeléctrica, no mezcle. La línea se puede tomar desde una estación de transformación hasta el destino. No mezcle.

-Sí, entiendo pero usted se lo consulta a Araucaria y Siemens.

-Se la canalizo a Siemens porque ellos tienen un departamento de ingeniería, pero eso lo definen los privados.

-Pero usted no lo habla con la transportadora, lo habla con Siemens que es socia de Araucaria.

-¿Y cuál es el problema si ellos tienen la ingenieria?

-Que hoy esas empresas están incumpliendo las normativas.

-Pero hemos hablado con otros también.  Mire, lo único que solicito es que no enrede más las cosas.

Minutos más, minutos menos, la entrevista se cortó abruptamente. Nuevas dudas quedaron flotando en el aire respecto a las acciones oficiales de la municipalidad de Luján para con el emprendimiento. Oscar Luciani y sus funcionarios pasaron del dejar hacer, para ejercer el ocultamiento informativo y, en estos días, gestionar en pos del avance privado.

Transba: la transportadora pidió los permisos para poder recibir y enviar energía de Araucaria Energy.

Casualidad, destino o planificación exacta, justamente ayer -7 de junio- y en horas de la tarde, se dio la reunión del directorio del ENRE en donde uno de los temas a tratar fue el Expediente ENRE n° 49.686/2017 – TRANSBA SA. – donde se hace una solicitud de acceso a la capacidad de transporte a requerimiento de la empresa Araucaria Energy sociedad anónima, consistente en la instalación de la Central Térmica Lujan II de 127 mw y la emisión del certificado de conveniencia y necesidad pública para la obra consistente en la instalación de equipamientos eléctricos de potencia necesarios para la conexión en el campo 05 (salida en 132 kv.) disponible en la ET Luján II de 132/33/13.2 kv y la construcción de un cable armado subterráneo de 132 kv hasta la nueva estación transformadora a construir CT Lujan II. Allí TRANSBA solicita, a pedido de Araucaria, el permiso para transportar más energía, que le llegará desde la termoeléctrica.

Las informaciones ministeriales ofrecieron un nuevo escenario que, en complemento con el oscurantismo de un gobierno municipal ensimismado y decidido en avanzar sin diálogo y comunicación con la comunidad, dan como resultado una historia tragicómica.

En definitiva, sin tener el Certificado de Aptitud Ambiental debido a haberse construido en una zona que no es industrial exclusiva, Araucaria Energy recorre entes y ministerios para seguir la puesta a punto, mientras a nivel local los guiños no paran de acumularse. Todos a la espera de una salida de emergencia, necesaria para negocios que no pueden concretarse por las vías legales y deben concretarse entre cuatro paredes o a las escondidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre