En un contexto de incertidumbre por la posible quita de impuestos a través de la tarifa de energía eléctrica, la institución planifica alternativas de apoyo para mantener el servicio en pie. Goenaga repasó los principales desafíos y anticipó que se reunirá con el intendente.

En el último desfile de Bomberos para conmemorar su día, el flamante presidente del Consejo Directivo de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Luján, Luis Goenaga adelantó que realizarían una rifa para financiar la renovación de la flota.

La iniciativa desnuda el desfinanciamiento de la institución y la necesidad de los voluntarios de salir a bancar la parada, una vez más. A fines de mayo  la resolución 167/18 publicada por el Organismo de Control de Energía Eléctrica, prohíbe incorporar a la factura conceptos ajenos al servicio de electricidad. Si bien permite la excepción de dejar incorporados a aquellos que fueron reglamentados antes de 1997,  es un hecho que la gobernadora Vidal decretará la nulidad del decreto 2193/01.

Ante esta situación que pone en riesgo la cobrabilidad y el financiamiento de los bomberos, la institución está en alerta ya que los fondos no dejan margen para la renovación de móviles necesaria para brindar un servicio eficiente. Es por eso que esperan una reunión con el intendente luego de dialogar con los representantes de la Cooperativa Eléctrica.

“Es nuestra principal fuente de ingresos, es lo que permitió a través de los años que Bomberos pudiera tener una regularidad en abrir las puertas. Todo el sostenimiento vino de lo que vino aportando los vecinos, inclusive el crecimiento. En los últimos diez años se prestaron más de 50 mil servicios”, resumió Goenaga.

Goenaga, histórico voluntario en el cuerpo de Bomberos. Foto: Victoria Nordenstahl

En este caso, la rifa de un Ford Ka a fin de año ayudará a la renovación de móviles. Con un costo de $200 por mes dicen los bomberos que “nos va bastante bien con el tema de la venta”. Además sortearán cada mes litros de nafta hasta diciembre. Quedan números que se pueden pedir en el horario administrativo de lunes a viernes de 9:00 a 15:00 en el cuartel.

“Veníamos con la idea de hacer algunas cosas más porque solamente con lo que se recaudaba a través de la ordenanza no alcanza. Apenas nos asegura abrir las puertas. Pero no nos da la posibilidad de entrar en renovaciones que son necesarias porque son vehículos que tienen un determinado desgaste,  tiene un costo elevado la compra y mantenimiento” expresó el presidente de la comisión directiva Luis Goenaga.

La comunidad le pone el hombro a Bomberos y retira los numeritos de la rifa en el cuartel. Pero la situación no se revierte con rifas, requiere política pública y compromiso del Estado en garantizar la prestación de un servicio indispensable.

Difundido por Bomberos Voluntarios, los datos estadísticos del año de 2017 muestran que desde el Cuartel Central se intervino en 627 incendios, 1405 auxilios, 3691 servicios especiales y 615 servicios técnicos.En lo que va del año, las intervenciones se desagregan en 531 incendios, 527 auxilios, 1512 servicios especiales y 160 servicios técnicos.

En el folleto donde se difunde el trabajo de Bomberos, se destaca que “todo esto no sería posible sin la entrega voluntaria y desinteresada de nuestro personal, además del apoyo moral y económico de nuestra Comunidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre