La subdirectora de Género Celina de Belaieff inició una demanda de oficio por abuso sexual y violencia de género. En el Concejo Deliberante también solicitaron la intervención de Vidal y la implementación de un programa contra la violencia de género en todas las empresas de Luján.

Este lunes la funcionaria, junto al director de Producción Alberto Nicosia, recibieron a varias de las trabajadoras despedidas de la fábrica de Carlos Keen. Tras el encuentro se determinó interceder mediante una denuncia penal de oficio que fue radicada en la Unidad Fiscal N°10 a cargo del fiscal de turno Pablo Vieyro, quien ahora investigará los hechos denunciados por las operarias y presentados judicialmente por De Belaieff.

La demanda que está auspiciada por la Dirección de Legal y Técnica a cargo de Claudio Ubertino Rosso, avanzará esta mañana con una serie de testimonios que se espera que se amplíe con nuevas declaraciones que den cuenta de las condiciones de trabajo dentro de Nevares, haciendo especial hincapié en las acusaciones referidas al jefe de planta Oscar Zuccarino, a quien se denuncia en el expediente iniciado.

Deliberativo y organizaciones, por una solución integral

El reclamo de las mujeres despedidas sin justificativo llegó al Concejo Deliberante, donde este lunes tomaron la palabra para relatar el hostigamiento, precarización y persecución laboral sufrido dentro de la empresa de la Compañía Americana de Alimentos.

«Queremos que nos escuchen, que intervenga un sindicato que no transe en nuestra contra, y que se desvincule a Zuccarino. Esta situación ya no da más. Hay mucha gente afectada que tiene miedo, por eso hoy venimos a hablar acá, estamos acá para hablar también por ellos» dijeron entre lágrimas las trabajadoras.

La Asamblea Feminista de Luján participa del plan de lucha iniciado por las trabajadoras despedidas. Foto: Julieta Brancatto

La Asamblea Feminista de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans acompañó a las despedidas durante la exposición y además sumó un repudio que fue leído en el recinto. Allí denunciaron el accionar de Oscar Zuccarino y exigieron «que las burocracias sindicales dejen de callar frente a la violencia sexual que reciben las trabajadoras mujeres y cuerpos disidentes por parte de sus propios compañeros, jerarquías y máximos responsables».

«No vamos a prestar complicidad para que esta desigualdad se siga perpetuando. No nos callamos más frente al abuso sexual, la explotación patronal y la inacción sindical. Levantamos un plan de lucha propio para decir basta. Exigimos el despido de Oscar Zuccarino de manera inmediata», sentenciaron.

Por su parte el concejal Nicolás Capelli presentó un proyecto de comunicación para generar una mesa de diálogo entre la empresa y los trabajadores. A eso se adjuntaron dos proyectos del bloque Unidad Ciudadana FPV-PJ aprobados por unanimidad, para que el Ejecutivo intervenga por los trabajadores despedidos, la precarización laboral y las denuncias por violencia de género.

Además se solicitó que se implemente un «programa de concientización y prevención contra las violencias de género en todas las empresas del Partido de Luján» y que el cuerpo deliberativo se dirija a la gobernadora para que el Ministerio de Trabajo intervenga en el conflicto «de manera inmediata».

Ahora la demanda contra el jefe de planta Oscar Zuccarino, acusado de abuso sexual y acoso laboral, no será sólo mediática ya que tendrá curso judicial a cargo de la UFI N°10 de Luján.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí