Foto: Victoria Nordenstahl.

Un vecino del Barrio Elli encontró la manera de generar un mango extra y, después de su laburo, lleva pasajeros en su moto. El viaje mínimo es de $35 y se lo puede contactar a través de redes sociales: “La idea es no arrancarle la cabeza a la gente y ayudarla también. Sé lo que es andar caminando”, asegura.

Martín es un vecino de la localidad de Luján, más precisamente del Barrio Elli, que se dedica al rubro gastronómico y que también encontró un rebusque, para generar un mango extra. Es que después de sus ocho horas de trabajo en la cocina, se sube a su Zanella Due y hace mandados o lleva a los chicos al colegio: “ya tengo algunos clientes fijos”, aseguró Martín, en diálogo con Ladran Sancho.

La idea surgió también como un problema que tenía para llegar hasta su trabajo. “Cuando empecé a trabajar tenía que caminar 4 o 5 kilómetros y tenía que salir una hora antes para llegar al trabajo. Era cómo trabajar diez horas. Después se dio que un amigo tenía una moto para vender y se la compré. Un día estaba pensando que por ahí hay gente que le pasaba lo mismo que a mí y que no quería gastar plata o no tiene. Yo no tenía ganas de gastar plata en remises, te arrancan la cabeza. Entonces publiqué, a ver que pasaba, y la publicación tuvo más de 500 reacciones. Después me empezaron a llamar, ahora ya tengo algunos clientes fijos”.

Martín recuerda cuando la idea comenzó a darle vueltas en la cabeza y se lo comentó a su familia. Pensaron que era una broma: ”Se lo comenté a mi novia y pensó que era una boludez, que la estaba cargando. A mí también me pareció una boludez al principio, pero después publiqué y tuvo una gran repercusión”.

De a poco se corrió la bola, a través de las redes sociales, y hoy ya tiene varios clientes fijos que aprovechan la oferta y lo llaman cada vez que se encuentra disponible. “Llevo una nena al colegio, a la tarde otro a la Industrial. Por ahí los días que no trabajo voy a buscar una chica a la Escuela 11. También gente que va a trabajar y no llega a pagar un remis, me llama. La idea es seguir y avanzar. Yo tengo horario rotativo en el trabajo y por eso cada vez que publico, le pongo el horario”.

La moto con la que Martín realiza su servicio de motoremis.

Martín contó que “lo que gano con los viajes de motoremis o motomandado lo uso para pagar la moto, los arreglos. La idea es no arrancarle la cabeza a la gente y ayudarla también. Se lo que es andar caminando. Me gusta caminar, pero no si voy a trabajar. Si voy a trabajar no quiero llegar ni cansado ni tampoco salir de trabajar y tener que caminar una hora”.

En cuanto al servicio que presta, Martín comentó que la gente está contenta y lo tiene como una alternativa, para no tener que gastar tanto en remis: “No agarro velocidad cuando voy con gente porque no quiero que se lastime nadie, además usan casco y todo. La gente queda satisfecha y vuelve a llamar o me encarga para tal día, tal hora y yo me voy arreglando. Me voy organizando con el trabajo y si no se puede, no se puede”.

Además remarcó “la idea, de acá a un año, es tener dos o tres motos. Porque también tengo mi trabajo, pero me gustaría avanzar en esto”. Para poder pedir el servicio de Martín, se lo puede buscar a través de Facebook cómo Moto Remis o al celular 02323-15-352392.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre