Trabajadoras y trabajadores de Sport Tech siguen sumando malas noticias. A las fallidas audiencias en la delegación de la Secretaría de Trabajo ahora se le suma la clausura de la planta de la fábrica textil en Luján.

Esta mañana cuando los y las laburantes de Sport Tech se hicieron presentes en Ituzaigó 1001, donde se encuentra ubicada la plata textil que producía para Adidas, Puma y Nike, se encontraron con las puertas cerradas y un cartel de clausura junto con un telegrama del Poder Judicial.

El cartel, además de informar la clausura del establecimiento, menciona que la firma Sport Tech se encuentra tramitando la quiebra. “Ante cualquier reclamo de carácter patrimonial dirigirse al juzgado nacional de 1ra instancia en lo comercial nro 25 secretaria 50, sito en Av Callao 635 piso 4, CABA. Donde se tramita la quiebra de Sport Tech S.A” describía el cartel pegado en el portón de entrada.

“Nos desayunamos con esto sin ningún tipo de aviso. Estamos en la calle literalmente. Nadie da la cara, simplemente encontramos ese cartel y no tenemos a quién reclamarle porque no se hace nadie presente” explicó uno de los trabajadores.

Ni bien enterados de la noticia, trabajadores y trabajadoras de Sport Tech junto con la Asociación Obrera Textil se dirigieron a la Delegación de la Secretaria de Trabajo para hacer una presentación formal y dejar asentado el motivo por el que no pudieron ingresar a trabajar.

El secretario Adjunto de la AOT manifestó “estamos haciendo una presentación de que la gente fue a trabajar y se encontró con un cartel de clausurado y que se está tramitando la quiebra en el juzgado 25 secretaria 50. Venimos a dejar constancia de que no hubo negligencia de la gente sino de la empresa que hasta ahora no envió telegrama”.

La agonía de los laburantes se hace cada vez más larga y no encuentran solución ante la falta de respuestas del empresario Pablo Enriquez y de las autoridades provinciales de la delegación de la secretaria de Trabajo.

“Estos últimos días vivimos con mucho desconcierto y tristeza. La gente grande nos encontramos en que no sabemos donde ir. Con nuestra edad no es fácil y menos con la situación actual del país. Era demasiada la presión psicología de no saber que va a pasar, de no estar cobrando bien. Se nos van acumulando deudas, alquileres, entonces es muy triste, muy duro para todos” sostuvo una trabajadora.

El conflicto de la firma textil presenta un nuevo escenario al pasar del ámbito laboral al comercial y estira la solución para los trabajadores. La quiebra de Sport Tech pasará por el Juzgado Comercial Nro. 25 que está a cargo del Dr. Robledo y por la Secretaría Nro 50 de ese mismo juzgado, en donde el magistrado Federico Campolongo Fillippi es quién lleva las riendas.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre