Pese a que el presidente del Centro de Industria Lechera, Miguel Paulón, sostuvo que el pasado viernes 21 podrían llegar a un acuerdo con Atilra, la situación sigue sin encontrar soluciones. Por eso, el sindicato de lecheros parará la producción por 24 horas.

Desde la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina ratificaron la medida de fuerza de realizar una huelga por 24 horas para este miércoles 26 de junio. Desde el sector de las Cámaras Lecheras, en palabras de Miguel Paulón, presidente de una de ellas, sostenían la posibilidad de destrabar el conflicto el pasado viernes 21 de junio y llegar a un acuerdo salarial.

Sin embargo, desde el Atilra seccional General Rodríguez confirmaron a Ladran Sancho que la medida de fuerza se ratificó en diferentes asambleas realizadas en los lugares de trabajo. El paro, que se realizara en todas las industrias lecheras del país, impactará de lleno en La Serenísima, empresa que contrata a gran cantidad de lujanenses, y en otras fábricas de nuestra ciudad como Lacteos Silvia, Arotcarena S.A, Quesos MePi, entre otras.

Heber Ríos, secretario general de la seccional Rodríguez de Atilra, confirmó el cese de actividades y sus motivos: «Los motivos creo que están claros. Los tarifazos, la inflación, la persecusión, los aprietes, los retiros voluntarios que son despidos encubiertos, impuesto a las ganancias, promesas preelectorales no cumplidas por este gobierno, y para colmo paritarias a la baja o como es en nuestro caso sin paritarias. La recomposición salarial es parte de todos los motivos que nos llevan a tener que tomar este tipo de medidos de fuerza».

A lo que agregó un diagnóstico de la situación que están sufriendo los trabajadores: «Nos han llevado una situación desesperante, en donde se han perdido más de 30 puntos porcentuales de poder adquisitivo de nuestro salario. Hasta el 2015 negociamos 13 recomposiciones salariales que han estado a la altura de la inflación o por encima de la misma. Eso llevo a constituir el salario de un lechero en un sueldo digno».

Los trabajadores lecheros fueron uno de los sectores más afectados por la crisis económica y la embestida del gobierno nacional para licuar el salario de los y las laburantes.  Con una flexibilización del Convenio Colectivo de Trabajo y un congelamiento de las paritarias por dos años, los y las trabajadores lecheros vienen perdiendo derechos y poder adquisitivo.

«Esto no da para más, llevamos dos años con recomposición a la baja y otros dos años más con congelamiento de salarios. Esta decisión la tomamos porque el gobierno y los industriales nos están llevando a tomarla. La única herramienta que tenemos los laburantes es la medida de acción directa» concluyó Heber Rios.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí