La medida es por el rechazo de forma unánime a la última oferta de actualización salarial patronal. Desde Atilra decidieron la implementación de medidas de fuerza durante el viernes 6 y el sábado 7 de diciembre.

Los trabajadores comienzan desde este viernes 6 de diciembre un paro por 24 horas en rechazo a la oferta salarial de las cámaras del sector lechero. Para el fin de semana desde Atilra definieron que las horas extras no serán cumplidas.

«De acuerdo a la democrática decisión de los trabajadores lecheros del país, los que en Asambleas de Base realizadas en todas las seccionales de Atilra de Argentina, han rechazado en forma unánime la última oferta de actualización salarial patronal y decidido la implementación de medidas de fuerza», sostuvieron desde el gremio mediante un documento.

La medida consiste en un paro total de actividades de 24 horas, sin guardias, las que estarán a cargo del empleador, comenzando a partir de las 00:00 del viernes 6 de diciembre, finalizando a las 24:00 de ese día.


El mismo tiempo correrá para el sábado 7 de diciembre y hasta la última hora del domingo 8 de diciembre. Desde Atilra señalaron que trabajarán exclusivamente la jornada semanal tal cual lo establece el Convenio Colectivo de la actividad, absteniéndose de trabajar el franco; como así también en dicho período no se realizaran horas extras.

El sindicato explicó: «Estimando una inflación para el mes de octubre transcurrido de aproximadamente el 4 por ciento, la inflación acumulada en el período enero-octubre asciende al 43,20 por ciento y hasta el momento los trabajadores no han percibido siquiera el 23 por ciento que comprendería el acuerdo enero-junio 2019 oportunamente suscripto. En el año 2018, quedó pendiente un 2 por ciento de desfasaje entre el IPC y el incremento salarial habido en dicho año y que esa desvalorización se terminó abonando con retraso de valor en abril de 2019».

La propuesta realizada por parte de las cámaras del sector es sobre la base de escala salarial vigente a abril de 2019 y consiste en un 10 por ciento en noviembre, 6 por ciento en diciembre, 7 por ciento en enero, 7 por ciento en febrero y 6 por ciento en marzo.

Desde el Centro de Industria Lechera (CIL) expresaron que «la propuesta implica una recomposición salarial del 61 por ciento entre abril 2019 y marzo 2020, más el pago de un bono de cinco mil pesos. La propuesta cumple el compromiso asumido en el Acuerdo Salarial firmado el 1° de agosto del corriente».

Por parte de Atilra consideraron que la representación patronal aclara de mala fe que la propuesta sería de un 61 por ciento. «Toman como base un 25 por ciento correspondiente al 1° semestre del año 2019, que no es así ya que a ese 25 por ciento hay que restarle 2 puntos que pertenecen al año 2018 y que como siempre, tardíamente, las cámaras abonaron recién en la 2ª parte del año siguiente».

También aclararon que «la propuesta contempla, según lo que la misma representación patronal dejó asentado en el acta, un 4,5 por ciento que se debe imputar a cuenta de la negociación futura correspondiente al año 2020. O sea que, la propuesta final para el año 2019 sería del 54,5 por ciento».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí