Foto: Victoria Nordenstahl

La empresa Trexcin, encargada del arreglo de las calles, informó a los vecinos del Lanusse la demora en los pagos que el municipio tiene con ellos. La deuda asciende a los cinco millones de pesos.

Preocupados por la falta de continuidad en los trabajos de mejoramiento de calles, cuneteo y zanjeo, los vecinos y vecinas del Barrio Lanusse se juntaron el sábado a charlar sobre la situación y tomar medidas al respecto. Durante la reunión se presentó Julio, el jefe de obra de la empresa Trexcin quién ganó la licitación, para responder sobre la suspensión de los trabajos.

Se trata de un plan de mejoramiento de las calles de aproximadamente 90 cuadras en diferentes barrios de Luján. Barrios En Lucha, un colectivo que se formó a partir del cansancio y organización de los vecinos, fue quién motorizó los reclamos y logró que el municipio diseñe un plan de emergencia para solucionar los principales reclamos.

Sin embargo, pasada la campaña electoral, los recursos que debía proveer el municipio para que la empresa trabaje comenzaron a faltar y el pago de la obra se retrasó tres meses. El jefe de obra, que se acercó para charlar con los vecinos, despejó algunas dudas y llevó más preocupación.

«La decisión que tomó la empresa es la de cortar con la obra por falta de pago del municipio. A la empresa le están adeudando desde agosto. Nosotros tenemos toda la predisposición, pero llegamos a un límite. Solamente tenemos el 30 por ciento abonado de la obra y ya realizamos casi un 90 por ciento. Aproximadamente están adeudando un monto de cinco millones de pesos», explicó el representante de Trexcin.

Ante una consulta de uno de los vecinos presente, explicó que la licitación ganada por la empresa Trexcin fue por un total de 9 millones de pesos y por aproximadamente 90 calles. Los vecinos remarcaron que desde el municipio argumentan que son 15 millones de pesos los invertidos y que en un primer momento el acuerdo era por 155 calles.

Con respecto a la continuidad de la obra sostuvo que debido a la demora de los pagos y el retraso de la obra, la empresa echó a dos trabajadores. «Si el municipio paga, nosotros en 15 días podemos terminar con todo el mejoramiento. Pero yo tengo orden de que si para el miércoles o jueves no hay pago nosotros nos llevamos las máquinas. Y si nos llevamos las máquinas, no volvemos», agregó.

Ante la posibilidad de que las obras queden paralizadas definitivamente los vecinos y vecinas organizaron ir este lunes a las 8:30 a la puerta de la Municipalidad de Luján para reclamar junto con la empresa el pago de la obra.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí