La empresa que produce tapizados para Toyota en el parque industrial Villa Flandria decidió armar un cronograma de suspensiones ante la baja de producción de la industria automotriz. La medida podría extenderse si la economía no repunta.

La medida tendrá dos etapas. Una que incluye el próximo 8 de julio y el período comprendido entre el 22 de julio y el 2 de agosto. Mientras que la segunda etapa contempla la suspensión del personal durante todos los lunes de septiembre.

Serán cerca de 260 operarios que se queden en casa y recibirán el pago completo de las jornadas de laburo. «La suspensión empieza en julio y en agosto y dependiendo la producción se puede extender hasta fin de año. Esto se deben a la baja de producción de la industria automotriz y particularmente en Toyota» explicó Ignacio Lopolito, secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil.

La medida está estrechamente relacionada con la crisis de la industria a nivel global y nacional. Según un estudio de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), en junio 2019 el sector sufrió un derrumbe de producción de un 35 por ciento en comparación con el mismo mes de 2018, mientras que las ventas mayoristas se derrumbaron un 63 por ciento. En el período enero-mayo, el sector automotor contabilizó 137.266 unidades producidas, con un nivel de caída superior al 32,5 por ciento. A esto se suma que la comercialización en la red de agencias reflejó una baja del 59 por ciento en los primeros cinco meses.

La caída del sector impacta de lleno en Toyota, empresa que terceriza la producción de los tapizados a Sewtech. En lo que va del año, la marca japonesa decidió una reducción de la producción los días lunes. Los trabajadores solamente producen cuatro horas mientras que las otras cuatro se dedican a tareas de mantenimiento en la planta de producción.

Como no levanta la producción, Toyota también decidió una suspensión de los trabajadores por una semana. Habitualmente, los laburantes tienen una semana de vacaciones en julio programada pero debido a la crisis del sector, la marca fabricante de autos tomó la medida de agregar otra semana de suspensión con el pago del 100 por ciento de los salarios y generando horas créditos (horas que los laburantes le deben a la empresa y deberán trabajarlas cuando repunte la producción).

Esa segunda semana que se parará la producción es la que afecta directamente a todas las autopartistas dependientes de Toyota e impacta en la empresa localizada en el Parque Industrial de Jáuregui, Sewtech.

Otros tiempos

En 2015, la empresa Sewtech Argentina se instaló en nuestra localidad y contó con la presencia de la ex ministra de Industria, Débora Giorgi y una videoconferencia de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Con una inversión de 77 millones de pesos se crearon 260 puestos de trabajo, al tiempo que permitía, en aquel entonces, sustituir importaciones por 25 millones de dólares al año.

La empresa de tapizados tenía capacidad máxima de producción anual de 115 mil sets de vehículos. Situación que le permitía alimentar a la industria textil de nuestra ciudad y activar la producción zonal.

Con la crisis económica y el derrumbe de la industria, el efecto dominó impacta desde la fábrica modelo del sistema productivo Toyota, pasando por las autopartistas como Sewtech y terminando en las fábricas textiles que proveen los productos de hilandería.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí