La comunidad educativa de la Escuela Secundaria N°6 de Torres realizó una protesta para exigir respuestas a los problemas de infraestructura que padece la institución. ¿Por qué conociendo el problema fueron emparchando tanto tiempo sin darle una solución definitiva al problema?, se preguntaron.

Esta mañana, estudiantes, padres, madres, familiares de la Escuela Secundaria N°6 de Torres realizaron una sentada para exigir una respuesta inmediata a los problemas edilicios que posee la institución. La misma alberga a 450 estudiantes que ya hace más de dos semanas no tienen clases porque las paredes de uno de los salones se encuentran electrificadas.

Desde el 2010, la comunidad educativa viene solicitando al Consejo Escolar de Luján el mantenimiento edilicio a raíz de la filtraciones de aguas en el techo de la institución educativa. Las respuestas recibidas durante estos ocho años fueron «parches» al problema de fondo.

Virginia Medina, una de las madres impulsoras de esta sentada, explicó a Ladran Sancho que se debe hacer un cambio completo del techo de la escuela, obra que está valuada en un total de 4 millones de pesos. Ante esta situación la comunidad educativa exigió que se garantice el derecho a la educación y que comiencen de manera inmediata con las reformas correspondientes.

Además, Virginia comentó que están solicitando que manden un ingeniero para que compruebe que no hay riesgo de dar clases ya que es únicamente un salón con las paredes electrificadas y se encuentra en el piso de arriba de la escuela.

Estado edilicio de la escuela secundaria de Torres

«Porque si la idea es que los chicos no vuelvan a la escuela hasta que no cambien el techo no pueden volver hasta el año que viene. No hay un lugar en Torres que pueda albergar a 450 chicos, es así de simple. Hay una desidia total por la educación. No podemos ir emparchando únicamente» explicó Virginia.

Por su parte, Viviana Flosi se comunicó con una de las madres y se comprometió a «conseguir otro ingeniero para constatar si hay riesgo eléctrico en la parte de abajo. Y que iban a viajar a La Plata para ver que se podía solucionar».

Los reclamos se acumulan y cada vez más escuelas tienen problemas de infraestructura en Luján. Desde la gestión local la única respuesta concreta fue señalar gestiones anteriores aunque los familiares le recordaron a Flosi que «los reclamos son del 2010 y ella es parte del Consejo desde el 2007».

La pregunta que dejaron los integrantes de la comunidad educativa todavía queda sin respuesta: «¿Por qué conociendo el problema fueron emparchando tanto tiempo sin darle una solución definitiva al problema?», interrogaron ante una situación que no parece tener una salida positiva y que impacta en los días de clases para pibes y pibas de la escuela pública.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre