En la mañana de este lunes se realizó una sesión extraordinaria en el Honorable Concejo Deliberante, en dónde se declaró la emergencia del transporte en la ciudad por unanimidad. “Tenemos la responsabilidad de brindarles una respuesta a los vecinos, que elegían la línea 256 por una cuestión económica también”, sostuvo Gabriel Jurina.

Se declaró la emergencia del transporte en Luján en la sesión extraordinaria de este lunes, luego de que la semana pasada la empresa La Flor de Luján informe el cierre y cese del recorrido. Ante la problemática que dejaría a cientos de usuarios de la localidad afectados, con la localidad de Olivera como la más perjudicada e incluyendo a Goldney, la emergencia por unanimidad fue la salida que tomó el HCD.

Mediante un comunicado, la empresa DOTA (reguladora del servicio de La Flor de Luján) informó que el 1 de mayo iba a dejar de prestar el servicio Luján-Goldney y Luján-Mercedes por una cuestión económica. Mediante un plenario que se llevó a cabo en la Asociación El Remo de Olivera, en dónde el ejecutivo estuvo presente, se decidió que la empresa La Flor continúe mínimamente por un mes más, hasta que la línea 11 de Junio pueda conseguir la autorización correspondiente para hacerse cargo del recorrido vacante.

Sin embargo la autorización por parte de provincia no estaría lista dentro de los próximos días, antes del 1 de junio en dónde vence el plazo, por lo que en unos cuantos días estaríamos ante la misma problemática. El próximo 13 de mayo se volverá a realizar un plenario en la localidad para comunicar los avances en el tema y para determinar cómo se sigue. Por lo pronto la empresa 11 de Junio se mueve para ver si es posible llevar a cabo el servicio.

El concejal Gabriel Jurina, quien recorrió el conflicto y lo comparó con aquel del 2001, remarcó que hay que brindarle una respuesta a todos los vecinos usuarios de la línea 256, que también la elige por el valor de la tarifa: “Tenemos la responsabilidad de brindarles una respuesta a los vecinos de Olivera, de Goldney y a todos los Lujanenses que elegían la línea 256, por una cuestión económica también”.

Además, indicó que “yo entiendo que los vecinos van a poder tener el servicio hasta Olivera, cuando La Flor deje de funcionar. Pero no podemos perder de vista que también la gente de Luján va a Goldney y que hay mucha gente de Goldney que viene a Luján. Esto ya no depende de nosotros, porque tiene que tener la autorización de provincia y de la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Trasporte). Más complicado es que a futuro pudiera hacer el servicio como hoy lo hace la 256, de Luján a Mercedes, porque la línea 500 tendría que comprar más coches”.

Jurina fue muy crítico de la empresa que regula La Flor de Luján y aseguró que el fin del cierre es pura y exclusivamente por razones de competencia: “DOTA habla del cese definitivo de la línea 256. Es por una razón obvia. No quieren competencia entre Luján y Mercedes. La empresa da de baja a La Flor porque estaba cobrando la mitad de la tarifa entre Luján y Mercedes, porque es una tarifa provincial. Entonces la gente de DOTA, con un criterio completamente antisocial, pero pensando en la rentabilidad, da de baja a La Flor para que todos los pasajeros se fueran a la 57, que vale ochenta pesos”.

Por su parte el concejal César Siror pidió información de la reunión que participó la secretaria de gobierno Rita Sallaberry en La Plata, para continuar con las tratativas por la licencia para que la empresa 11 de Junio pueda operar: “Es importante que comuniquen como va la secuencia porque después estas gestiones se hacen interminables y permanentes. Eso habíamos quedado en el plenario del lunes. Queremos revertir esto todos juntos”, remarcó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre