Foto: Victoria Nordenstahl

El municipio informó sobre la creación de un espacio de articulación con organizaciones sociales para hacer frente a la demanda de alimentos.

Sobre llovido mojado, reza el dicho popular. Así sucede para muchos y muchas. A la crisis económica desatada por el paquete de medidas que castigaron a los sectores populares durante la gestión Cambiemos, se le suma la imposibilidad de salir a hacer changas en el barrio por las medidas de aislamiento respecto al coronavirus.

En Desarrollo Humano estiman entre un 15 y 20 por ciento de la población local sufre inseguridad alimentaria y saben que las medidas de aislamiento agravará la situación. Las estrategias de para llegar a fin de mes se ven interrumpidas para los sectores populares en el marco de la cuarentena.

En ese marco, varias organizaciones participaron de una serie de charlas con funcionarias de Desarrollo Humano. «A partir de la situación de emergencia desatada por la pandemia Covid-19 y las medidas que se vienen implementando relacionadas con el aislamiento social obligatorio como resguardo para la contención del virus, el Gobierno Municipal acordó trabajar en conjunto con organizaciones sociales y comedores comunitarios para garantizar una rápida respuesta a la necesidad de miles de familias lujanenses que requieren de asistencia alimentaria» informaron desde Prensa Municipal.


Por el momento, funcionarias y referentes de varias organizaciones se encuentran en una etapa de planificación y que en las próximas horas informarían desde qué lugares asistirían alimentariamente a la gente que lo necesite.

Los sectores más castigados, según detallo la secretaría de Desarrollo Humano, Eva Rey, pasan por el bloque de Los Santos, donde reforzarán la asistencia en dos comedores; en el barrio Ameghino donde se instaló una nueva unidad en la Sociedad de Fomento y se triplicó la cantidad de viandas; en el caso del barrio Villa del Parque y en Olivera se instalarán nuevos dispositivos y en el barrio Padre Varela también desde la Sociedad de Fomento se creará un nuevo comedor.

Para Rey las consecuencias del Coronavirus impactarán primero en la economía de los territorios más vulnerables antes que en el sistema de Salud. «El esquema tradicional de atención queda obsoleto en esta situación y por eso tenemos que repensar nuestras estrategias» sostuvo.

Las organizaciones sociales ofrecieron sus espacios para articular con el gobierno la asistencia. El acuerdo al que llegaron es el de centralizar los recursos y la estrategia desde el Comité de Crisis Alimentaria. Según anunciaron «se trabaja en el fortalecimiento de comedores para que vecinas y vecinos puedan retirar diariamente viandas de comida» y a mediano plazo poder avanzar en una base de datos común para conocer las prioridades de cada barrio y un banco común de alimentos.

Se espera que las próximas horas, desde el municipio informen el cronograma de centros disponibles para acceder a viandas en cercanía a los hogares.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí