En el día de ayer, la Comisión de Familiares y Amigos de Detenidos Desaparecidos colocó la Baldosa de la Memoria en la casa del Barrio San Bernardo (Guido Spano 931) donde vivió Oscar Peralta. Otras cuatro baldosas se colocaran durante el 2017. 
El 18 de junio se cumplieron 41 años del secuestro y posterior desaparición de Oscar Alcides Peralta. En su memoria se colocó una baldosa que lo recuerda en su casa familiar de Guido Spano 931, en el barrio San Bernardo, donde “Cachito”  vivió la mayor parte de los 22 años hasta que fue secuestrado aparentemente en las oficinas de la textil Vandelfil que funcionaban en la calle Moreno 1320 de la Ciudad de Buenos Aires.
Analia Gomez, integrante de la Comisión de Familiares y Amigos de Detenidos Desaparecidos señaló en Ladran Sancho que el trabajo de reconstruir las historias de vida de los militantes desaparecidos es ardua, “como armar un reompecabezas” y aclaró que todavía no hemos podido reconstruir el hecho exacto de su desaparición que fue a sus 22 años en las oficinas que Vandenfil tenia en Capital Federal”.
La familia de Peralta oriunda de Marcos Paz, se mudó a Luján poco tiempo después de que Oscar naciera (el 17 de abril de 1954).
“Cachito”, como lo conocían sus familiares y amigos, estudió primaria en la Escuela Nº1 y la secundaria la hizo en la Escuela de Comercio. Además, trabajó en la tienda de sus tíos desde pequeño, un comercio conocido que se llamó “Tejidos Sederia Ignacio”. Luego, Peralta ingresó a la UNLu el 1º de noviembre de 1973, a los 19 años, designado por el entonces rector Emilio Mignone. Estuvo afiliado al gremio ATUL y se desempeñó en la Dirección de Personal y Servicios hasta noviembre de 1974.
Desde la Comisión, señalaron que «Cachito» fue simpatizante de lo que fue la juventud Guevarista, tras haber conocido en la secundaria a Graciela Erramuspe y Rubén Maggio y posiblemente haber entablado una amistad. Sin embargo, aún no hemos podido reconstruir si Oscar participó en algunos de los grupos de juventudes políticas que militaron en Luján durante los primeros años de los setenta, completaron.
Las Baldosas de la Memoria es un proyecto nacido en el año 2009 y en el 2014 se colocaron las primeras. Durante el resto del 2017, se colocarán las baldosas de Georgina Simerman, Raquel Menna, Irma Noemí Tardivo y Ricardo Ghigliazza

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí