32.9 C
Luján
martes, 26 enero 2021

Sanar con cuatro cuerdas

El licenciado Esteban Gómez nos ofrece una mixtura entre la música y su poder sanador. La Orquesta de Cuerdas de Luján recorrió el Hospice Madre Teresa, el Hogar Granja Padre Varela y el Hospital Municipal y nuestro columnista lo analiza así.

Algunos catedráticos afirman que la música es el arte de combinar sonidos y silencios. Los Melómanos, con lágrimas en sus ojos, nos hablan de armonía, ritmos y climas. Conocí a un Filósofo entrerriano, obsesionado por el tema, quien explicaba todas las noches a quien quisiera escucharlo, como algunas de las hijas de Zeus, iniciaron al hombre en las artes musicales, aquellas se transformaron en Musas e inspiraron a los primeros agricultores-recolectores a intentar con precarios instrumentos de viento y percusión, expresar sentires y deseos.

De ellas deriva el nombre Música. Luego de la sexta ginebra, nos hablaba de Sárasvati, la diosa hindú, hija de Brahma, quien entregó al ser humano la primer viña o sitar, un pequeño instrumento de cuerdas, para que puedan agradar y adorar a su padre. Como suponen, no había séptima ginebra.

Mozart y el Maestro Po

La música es todo aquello y mucho mas. Es una de las formas de “Chi” para la cosmovisión china, es “Sami” para la andina y “Prana” como expresión del sonido primordial “Om”, para los hindúes. En las tres culturas la viven como una manifestación energética y espiritual del cosmos, nosotros incluidos. Allí radica su poder “sanador” y sobre eso pondremos el foco.

Las medicinas ancestrales incluían siempre a la música en sus rituales y ceremonias de sanación. Para la Medicina tradicional China, por caso, la vibración sonora abre y tonifica meridianos, vasos y miles de puntos de acupuntura. Aquí en Occidente la irrupción de la Física cuántica, heredera de la física Newtoniana, comenzó a estudiar hace 40 años aproximadamente los efectos de las vibraciones musicales en partículas atómicas, subatómicas y moléculas (Recomiendo investigar la obra de Masaru Emoto, científico japonés contemporáneo, sobre esta temática).

En 1955 el Dr. Tomatis, médico francés, fue el primero en estudiar efectos fisiológicos de la música clásica con niños con retrasos madurativos. Durante los años ’90 se investigó mucho, el denominado efecto Mozart. Un equipo de Neurobiólogos y Psicólogos de la Universidad de California, bautizaron así a los sorprendentes y controversiales resultados de sus investigaciones con niños, niñas y adolescentes con problemáticas neurológicas y cognitivas en situación escolar. La obra en cuestión para el joven que quiera emocionarse, es la Sonata para 2 pianos en Re Mayor (Kegel 448).

Tocar para el otro

Son muy pocas las ciudades que tienen una orquesta de adolescentes y jóvenes, pero que esa orquesta intente acercarse desde la música al otro, al que sufre, es una realidad casi imperceptible. La música posee la misma cualidad en sus dos polaridades, la perceptible y la imperceptible al oído, pero también puede “sentirse desde las tripas” como decía Facundo Cabral.

Cualquier músico ejecuta un instrumento, cualquier orquesta interpreta a Bach y cualquier director encuentra aplausos de familiares y tías contentas, pero acercarse a un Hogar de ancianos enfermos, pobres y olvidados, al Hospital Municipal o a una institución que acompaña a seres humanos “al buen morir” eso a mi humilde saber, es “Contra-cultural”, es decir va en sentido contrario a esta época individualista, hedonista y poco solidaria.

Enmarcada en los talleres de extensión universitaria de la U.N.Lu., desde 2016 viene funcionando La Orquesta de Cuerdas. La misma abreva e incluye jóvenes valores de la Orquesta Parque Lasa, de la escuela Nº10 y está bajo la batuta del Maestro Sergio Martinez Reyes y la férrea convicción de Diego Golia, quienes dedican “alma, corazón y vida” a la pasión heredada de las hijas de Zeus.

Durante los meses de Marzo, Abril y Mayo este grupo en su gran mayoría, de pibes y pibas acercaron sus manos e instrumentos y tocaron en el “Hospice Madre Teresa”, en el Hogar “Padre Varela” y en el Hospital. Su exquisito auditorio fueron ancianos, enfermos terminales y vecinos empobrecidos que pasan horas y días esperando para ser atendidos.

Historiadores del futuro registraran en esos conciertos, varios hechos que la palabra sólo podrá bordear, pero nunca transmitir. Lágrimas y caricias de ancianos a pibas que podrían ser sus nietas, aquellas que ya no los visitan, o pacientes terminales que se llevaron de esta vida, horas antes de morir, a Mozart, Piazzolla y Beethoven. Enfermeras, cocineros y acompañantes terapéuticos que celebraron su vocación apretando pañuelos. Sin dudas experiencias transformadoras para aquellos y aquellas elegidas por los Apus para ser “sanadores” del alma.

Te construyo y me construyo

El Discurso dominante, el del Gran Otro, diría J.Lacan, canta alegremente Odas al individualismo y al no reconocimiento del otro, del pequeño otro y sobre todo si ese otro es anciano, niño, niña, pobre o enfermo. Cartoneros errantes y pobres de toda pobreza, pasan inadvertidos para millones de sujetos. Sujetados al celular a todo volumen.

Escucharán el último hit de reggaetón o quizás al mismísimo Vivaldi, sintiéndose buenos humanos porque van a misa, tienen la remera del Che o votan a un partido ambientalista. La pantalla o la barra de la nueva cervecería, les devuelve “lo especular”. El otro, al ser igual a mí, me tranquiliza. Ella y yo hacemos, decimos y consumimos lo mismo. Miran y escuchan extasiados al espejo.

Lo diverso desaparece y con ello “la otredad”, el otro diferente deja de existir… sutilmente, simbólicamente. En esta modernidad liquida ya no hace falta quemar libros o cerrar universidades. Al parecer sólo alcanza con bites de información viajando en la nube, ya infectada. Si Michel Foucault viviera señalaría allí en la nube, o en el marketing de la nueva latita de cerveza, a su “microfísica del poder”.

Si un adolescente, cursando su última etapa formativa como sujeto cultural, se anima y rompe el cerco y se conecta físicamente con el otro de la diversidad, con aquella piba que es diferente a él, que tiene otra realidad, que posee otros saberes, que viene de otra familia, podrá enriquecer su construcción subjetiva. Crecemos y aprendemos de lo diverso, de lo no uniforme y de la dificultad.

Aquel filósofo entrerriano les susurraría con aliento a ginebra Bols: “Pibe… embarrate un poco. Tocá a un pobre, abrazá a una piba sucia y con mocos. Andá a visitar a tu abuela, la del geriátrico. Cachá un libro…” y alguna apreciación más que no podría repetir en este importante medio periodístico.

Frente al Alcohol, a Netflix e Instagram millones de adolescentes se rinden, sojuzgados silenciosamente por el Amo, mientras que para estos changos, la música les permitió entrar en el espacio-tiempo de “otros” excluidos, olvidados o marginados, allí radica la potencia contra-cultural de esta orquesta, tal vez no la única, la cual acerca a estos adolescentes a la vida real no virtual, a la vida “vivida con las tripas”, a la vida con pasión y amor por la tarea.

Estas pibas, violín en mano, están aprendiendo algo, un saber escaso en esta época, se están construyendo subjetivamente de una forma maravillosa; como escribe Eduardo Galeano: “Seres humanos senti-pensantes y solidarios”. Celebremos, ante tanto desierto, la existencia de estos melodiosos oasis.

Lic. Esteban Gomez Psicoanalista UBA
MN 25591 MP 25668

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leído

SUTEPA denunció el despido de un trabajador en PAMI Luján

Al mismo tiempo, desde el gremio señalaron que hay cientos de nuevos ingresos a la planta de Pami con el objetivo de hacer política partidaria.

Kicillof confirmó la vuelta a clases presenciales

Según indicó el mandatario, a partir del 1 de marzo habrá una metodología que combine presencialidad y virtualidad. Además señaló que vacunarán a los docentes desde febrero.

Descontrol en el Padre Varela: detenidos, balazos de goma y amenazas

Un vecino continúa detenido tras la cacería que inició la Policía durante la persecución a un pibe que había robado una moto. La cronología de otro operativo escandaloso.

Noticias Relacionadas

Hisopados en el Parque Industrial: «Todos dieron negativo»

0
Llegaron los resultados y la tranquilidad al sector fabril de Villa Flandria: "Por suerte salió todo bien", sostuvo Di Forti.

Parte oficial: nuevos casos positivos en Luján

En su informe diario, la Secretaría de Salud informó este domingo cinco nuevos casos positivos de COVID-19 en la ciudad. A su vez, se configuraron veinticinco nuevos casos sospechosos.

Hernández: «Sin compromiso social, ningún sistema del mundo pudo contener la demanda de casos»

Actualización del panorama local, luego del incremento de casos positivos de COVID-19 de los últimos días en Luján. El profesional de la salud fue contundente y pidió extremar los cuidados, ante el tránsito por el posible pico de contagio.

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.