15.5 C
Luján
4 junio 2023

San Ignacio: la causa por la estafa de Badino fue desarchivada

La inmobiliaria lleva más de una década sin dar respuestas a quienes compraron lotes en una urbanización que no existe. El caso Badino y la costumbre inmobiliaria de saltearse las reglas. 

El barrio San Ignacio, entre el barrio San Pedro y Los Juncos, es un gran predio sin subdivisiones y con altos pastizales. Lejos de aquella urbanización que prometieron desde la Inmobiliaria Badino en 2011 cuando comercializaron unos 140 lotes y recibieron (a través de un fideicomiso) casi la totalidad de los pagos que eran de 10 mil dólares por cada comprador.

Pasó más de una década desde que la estafa comenzó a concretarse y los y las denunciantes esperan novedades de la reapertura de la causa judicial que se inició en 2021 lleva la Fiscalía 9 de Luján. El expediente judicial lleva años y varios vaivenes. La causa había sido archivada en primera instancia, pero recientemente se reactivó y en los últimos días, comenzaron a llamar a testigos y damnificados para retomar las actuaciones judiciales bajo la carátula de “estafa y asociación ilícita”. Propietarios, esperan una respuesta y el resarcimiento económico, tras una década perdida.

El barrio San Ignacio es un predio con pastizales. La estafa millonaria de la Inmobiliaria Badino.

 

- Advertisement -

El caso Badino tiene un trasfondo que se expresa en la planificación urbanística de la ciudad y la tendencia de los grupos inmobiliarios a alterar el orden lógico de los proyectos. En concreto: primero adquieren los terrenos, luego comercializan y más tarde avanzan sobres los requisitos administrativos. Muchas veces, la operatoria requiere presionar a gobiernos y legisladores para generar excepciones o cambios en las normas urbanísticas.

Así, para cuando Badino ya había conformado el fideicomiso y comercializado los lotes se conoció que el Código de Ordenamiento Urbano no permitía el desarrollo en cuestión. Desde la inmobiliaria presionaron durante la discusión de la reforma de la norma para generar indicadores favorables y hasta publicitaron – engañosamente – el proyecto indicando que el COU permitía la construcción.

Entre otros aspectos que hacían inviable el proyecto existe un pequeño arroyo que atraviesa el predio y requiere una inversión mayor a la estimada por Badino. La información era desconocida por los más de cien compradores de buena fe y por ello, denunciaron a la inmobiliaria por estafa.

- Advertisement -
La publicidad de la inmobiliaria aseguraba la aprobación del COU en 2013, pero la norma fue convalidada, recién en 2018.

En el transcurso de estos años, desde el Concejo Deliberante otorgaron el permiso para que la obra tenga lugar y salvar a los y las compradoras de la estafa. Sin embargo, Badino alegó que no tenía presupuesto para encarar las obras necesarias para entubar el arroyo e iniciar las obras. Unos 140 lotes de 100 mts2 fueron pagados casi en su totalidad al día de la fecha, incluidos algunos que en los planos aparecen arriba del cauce de agua.

Además de Martín Badino como responsable de la inmobiliaria, la Fiscalía investiga a la abogada María Soledad Farola y la responsable de comercialización, Fernanda Lucero.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

Últimas Noticias

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.