Este sábado se desarrolló el segundo campeonato de fútbol femenino en el barrio San Jorge. Más de 60 niñas hicieron rodar el balón rompiendo los moldes sociales. Recibieron indumentaria y equipamiento para continuar con el entrenamiento. La actividad fue impulsada por Vamos en el marco del trabajo territorial que desarrolla la organización. 
Aunque los intelectuales de cafetín repiten con frecuencia que “el fútbol -como dijo Marx de la religión- es el opios del pueblo” los ejemplos brotan de a miles para refutarlos. El escritor uruguayo Eduardo Galeano dijo: “por más que los tecnócratas lo programen hasta el mínimo detalle, por mucho que los poderosos lo manipulen, el fútbol continua queriendo ser el arte de lo imprevisto. Donde menos se espera salta lo imposible, el enano propina una lección al gigante y un negro esmirriado y chueco deja bobo al atleta esculpido en Grecia”.
Las niñas tentadas de hacer rodar el balón tardaron muchos años en tener la misma posibilidad que los niños. Pero hace tiempo que la historia empezó a cambiar y así fue como varias vecinas empezaron a pensar como gestar una escuelita de futbol en el barrio San Jorge que nació hermanada al comedor del barrio. Fue una iniciativa de Norma Catalán acompañadas de varias vecinas, hoy es la directora técnica de la escuelita. Andrea Monzón es otro ejemplo de esas vecinas empoderadas que no se quedan a esperar nada, salen a pelear todos los días por lo suyo y su esfuerzo tuvo recompensa porque tras decenas de reuniones logró gestionar en el municipio el equipamiento e indumentaria para más de 60 nenas.
En enero se realizó el primer campeonato amistoso entre mujeres y las motivaciones empujaron un segundo encuentro que se celebró este sábado. No se equivocaba Pedro “Pepi” Vargas cuando anticipaba en Ladran Sancho que “este campeonato va a ser un festejo, no sólo nuestro sino principalmente de las 60 nenas y de la entrenadora, que entiende la necesidad de que las ellas comprendan que no es necesario seguir con los mandatos de la sociedad, sino que pueden divertirse como quieran”. Así fue como cerca del mediodía fueron armándose los equipos en distintas categorías para que decenas de niñas puedan divertirse hasta que la tarde comenzó a caer.
La actividad fue impulsada por Vamos -Patria Grande- en el marcó del trabajo territorial que la organización realiza desde hace varios años. La primera precandidata Carolina Francia explicó en las redes sociales que “las niñas tienen la posibilidad de llevar adelante un deporte que tiene mucho de trabajo en equipo y tiene la capacidad de poner en cuestión los estereotipos y roles en juegos y actividades recreativas. Vamos por más espacios recreativos para que nuestros niños y niñas puedan crecer y educarse en el marco de proyectos colectivos en los cuales su palabra sea tenida en cuenta”

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí