15.1 C
Luján
jueves, 6 agosto 2020

Robo de imágenes en Luján: recomendaciones para una Internet sin violencias

A propósito del uso de imágenes personales en sitios de difusión de pornografía que sufrieron mujeres de la ciudad, Ladran Sancho acerca algunos puntos importantes a la hora de pensar nuestros derechos digitales.

¿Es recomendable consumir el dióxido de cloro o MMS para prevenir o curar el coronavirus?

Cada vez más personas consumen un compuesto químico que se recomienda por redes sociales. ¿Cuáles son los fundamentos que avalan este comportamiento? ¿Existen?

El Gobierno Provincial extendió el congelamiento de tarifas eléctricas

En enero de este año, la administración de Kicillof ya había postergado por seis meses el aumento del 25 por ciento promedio en la tarifa eléctrica para los usuarios bonaerenses.

Parte oficial: Luján supera los 700 casos

La Secretaría de Salud confirmó los nuevos casos positivos de Coronavirus.

Montes de Oca: vigiladores siguen en alerta por la licitación del servicio de seguridad

El conflicto se debe a la renovación de la licitación sobre el servicio. Desde el gremio denuncian que se vulnera la antigüedad laboral de 35 trabajadores.

Procrear: reactivan el loteo en Open Door

La línea "Lotes con servicios" apunta a generar suelo urbano de calidad para la construcción de viviendas mediante créditos hipotecarios. El Gobierno Nacional planea lanzar un loteo ubicado en la localidad de Open Door.

El domingo a la madrugada la pantalla del celular de Juana se prendió para indicar que le había llegado un nuevo WhatsApp. Ella no lo vio. En los últimos meses los grupos se multiplicaron y a veces prefiere alejarse de los dispositivos para preservar su tranquilidad y su vista. Salió apurada para el laburo y no prestó atención tampoco al segundo mensaje que llegaba, de otra amiga.

Pero cuando, a mitad de mañana la cantidad de notificaciones de mensajes se multiplicó hasta números impensados, a Juana no le quedó otra que prestar atención a ese aviso que jamás hubiera esperado recibir: había imágenes suyas en una página de porno gratis, junto con su nombre, indicando que podían contactarla.

Juana es un personaje inventado a fines de narrar una situación que podría ocurrile a cualquiera de nosotras. A una captura de pantalla de distancia, cualquiera de las fotos que compartimos en nuestras redes personales puede ser difundida y viralizada. Así como datos de contacto y los de nuestra familia.

“Todo está en Internet”, los aspectos positivos y negativos de las redes sociales están en constante expansión. El sexting y las nudes han adquirido gran importancia en nuestra forma de vincularnos. No es novedad advertir que Instagram, Facebook y WhatsApp son puertas abiertas a nuestra vida privada y nuestros afectos. En ese marco, es urgente poner sobre la mesa cómo se ven afectados nuestros derechos ciudadanos en entornos mediados por tecnologías de la información y comunicación.

Las listas de “mejores amigos”

¿Qué son? La respuesta es sencilla: una lista reducida de nuestros seguidores de Instagram, seleccionados para recibir historias aparte de las que reciben todos nuestros seguidores. Sin embargo, ante la pregunta ¿para qué las usamos? Las respuestas son diversas. Las interpretaciones en torno a para qué sirven y con qué intención agregamos a alguien a una lista de mejores amigos son tantas como usuarios de Instagram existen en el mundo.

Una cosa es segura: la lista se construye sobre la confianza. Hay un contrato implícito que indica que el contenido compartido bajo el signo de la característica estrellita verde, no debe salir de allí. Sin embargo, ese contrato suele romperse en el acto de tomar una captura de pantalla y difundirlo fuera del ámbito de Instagram. En clave de derechos: se corrompe la imagen digital de mujeres y niñas, y se pone en riesgo su integridad y su vida al difundir el contenido.

¿Cómo cuidar el material que subimos? La respuesta de tener en cuenta la configuración de privacidad de las redes que utilizamos queda corta ante la práctica de complicidad patriarcal de difundir material privado, a veces a través de grupos de WhatsApp, otras subiéndolo a páginas porno o a servicios de prostitución. Por ello, es fundamental poner sobre la mesa el concepto de consentimiento y la impunidad que rige cuando estas prácticas afectan a mujeres y niñas.

El porno que consumimos

Es conocido como porno “mainstream” o convencional al producto cultural desarrollado por varones hétero-cis y para el consumo de varones hétero-cis. En estas producciones masivas, las mujeres aparecen como mero objeto sexual, su cuerpo es explotado y su perspectiva es invisibilizada.

Además, solo tienen lugar ante la cámara cuerpos de belleza hegemónica, acéfalos, sin derecho al goce, interpretados por actrices que, muchas veces, evidencian estar incómodas o sintiendo dolor. Cuando un cuerpo no hegemónico aparece en escena, suele ocurrir en torno a una narrativa que roza el fetichismo. El acceso cada vez más temprano de este tipo de contenido audiovisual constituye, sin dudas, un pilar que sostiene la cultural de la violación.

Pero, además de la industria convencionales películas, existe todo un mundo de oferta y consumo pornográfico, donde aparecen producciones caseras que se suben a páginas “colaborativas” a través de nicknames anónimos. Muchos de estos contenidos caseros están producidos para el ámbito de lo privado y llegan allí sin consentimiento de la persona que aparece. Estos contenidos, muchas veces, involucran a adolescentes.

Este tipo de webs, también son conocidas como páginas parásito, porque casi todo el contenido que se sube son fotos robadas de las redes o bien sacadas con el consentimiento de la persona pero para el ámbito de la pareja o la expareja, no para su publicación y difusión (esta última práctica también suele relacionarse).

Cada vez es más temprana la edad en la que les niñes tienen acceso a este tipo de pornografía gratuita en Internet. Los tabúes familiares y escolares producen que no haya intervención adulta ni problematización de lo que se consume, reafirmando mitos y construyendo imaginarios alrededor del sexo que educan para la cosificación y la violación. Donde no hay Educación Sexual Integral (ESI), hay neoliberalismo salvaje invitando al consumo de cuerpos.

¿Qué hacer si ves imágenes compartidas sin consentimiento de alguna persona conocida?

En principio, es importante no generar que las imágenes se difundan aún más. Por eso, no es recomendado difundir el link de la página. Copiar el URL y hacer capturas de pantalla pueden ser útiles a la hora de una pericia informática. Las páginas suelen tener mecanismos de denuncias directas, sin embargo es necesario resguardar las pruebas antes de realizar una denuncia formal ante la justicia.

Vale aclarar que la solución no es la autocensura. Pero sí profundizar en la alfabetización digital. Es decir, que las personas que suben contenido íntimo a las redes sean conscientes de los riesgos que corren y el alcance que puede tener. Fundamentalmente cuando se trata de niñes y adolescentes.

Aunque el tema reviste una problemática cultural radicada en las violencias de género, existen “tips” para un sexting cuidado. Por ejemplo, que no se vea la cara en las fotos y videos, u otro tipo de características personales que posibiliten la identificación de la persona o el lugar en el que se encuentra.

La corrupción de la imagen digital puede llevarse a la justicia

Desde la Dirección de Géneros y Diversidad local explicaron que ante este tipo de actos pueden corresponder dos acciones judiciales: «Instar la acción penal configurando el delito Calumnias e Injurias que marca artículo 109 del Código Penal Argentino, solicitando el cese de las Injurias por parte los responsables» o bien «instar la acción civil amparada en la Ley N.º 25.532 de Protección de Datos Personales Solicitando, como primer medida, la eliminación de todo el material personal publicado sin el consentimiento expreso del titular y posteriormente la reparación del daño ocasionado».

Para denunciar, podes hacerlo en la Comisaría de la Mujer y la Familia, en la Fiscalía, o través de la aplicación Mi Seguridad, herramienta para denuncias que no revisten emergencia, a través de la cual podes adjuntar las capturas de pantalla realizadas. Además, podes solicitar asesoría en la Dirección de Géneros y Diversidad.

La cadena de responsabilidades jurídicas también lleva a pensar en los intermediarios, que posibilitan estas prácticas: buscadores como Google o Yahoo! que indexan la búsqueda de un nombre con páginas pornográficas. Aunque el vacío legal es importante, existen fallos que sientan precedente en torno a esta responsabilidad, las páginas y corporaciones se aferran a la idea de “libertad de expresión” sin pensar en qué ocurre cuando esa libertad colisiona con otros derechos, como los que refieren a la propia imagen.

Otra alternativa es consultar a organizaciones y otros entes públicos que trabajan el tema de los derechos digitales y tienen como misión generar una Internet libre de violencias y desigualdades. Por ejemplo, Activismo Feminista Digital o la Fundación Vía libre, que fueron fuentes para la realización de esta nota.

Foto: Julieta Brancatto.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leído

Cobró el IFE y comenzó su emprendimiento: «Este ingreso me salvó»

Martín se quedó sin laburo y pudo utilizar el Ingreso Familiar de Emergencia para comenzar con su emprendimiento de pastas. Le escribió una carta a Alberto Fernández para agradecerle y ahora, piensa donar el IFE del próximo mes a un comedor y ayudar a otras personas.

La historia del movimiento trabajador lujanense desde una mirada colectiva y popular

El Centro Cultural José Artigas convocó a un conversatorio virtual con la propuesta de revisitar la historia lujanense en clave popular, generando nuevos interrogantes y observando el pasado con mirada crítica. Construcción de puentes, anarquismo y celebración de carnaval en la ciudad fueron tópicos de charla.

La Provincia iniciará actos públicos virtuales para sus docentes

La modalidad no presencial para acceder a cargos provisionales y suplentes estará disponible a partir de los primeros días de agosto. Conocé el procedimiento.  

Noticias Relacionadas

Prisión preventiva para un imputado por violencia sexual

0
Fue detenido en una de las localidades de nuestro partido.

«Género en los municipios, ¿cómo vamos?»

0
Patricia Alessandroni aporta indicadores para analizar el alcance y cobertura de las políticas de género.

Comenzó la capacitación de formadores y formadoras de la Ley Micaela 

0
Los encuentros son impulsados por el área de género de la provincia, destinadas a quienes replicarán las formaciones en géneros y violencia machista a nivel municipal. 

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.