Foto: Julieta Brancatto.

En el marco de la renovación de la concesión a la empresa de transporte 11 de Junio, la Comisión Feminista contra los Acosos en la 501 solicitó la incorporación del cupo laboral para mujeres y disidencias, e igualdad salarial y de acceso al trabajo para las mismas. El inciso también había sido pedido por el bloque de concejales de Unidad Ciudadana FpV-PJ.

A poco tiempo de cumplirse un año desde la aprobación de la Ordenanza N°7132/18 que creó el Programa de Perspectiva de Género en la Formación Profesional de Conductores de Autotransporte Público y Privado, la Comisión Feminista contra los Acosos en la 501 se pronunció respecto a dicha normativa y los alcances que tuvo desde su aprobación hasta esta parte, al tiempo que puso en marcha un nuevo plan de militancia: el que garantice el cupo laboral igualitario para mujeres y disidencias en el transporte; lucha que comenzó positivamente.

Este lunes el Concejo Deliberante aprobó la renovación por 15 años de la concesión a la empresa de transporte 11 de Junio y con ella, una serie de modificaciones sobre perspectiva de géneros pedidas por la militancia feminista. De esta manera la relación contractual incluirá la igualdad en la condición de ingreso, salario, desarrollo laboral y capacitaciones, para mujeres y disidencias, en todas las categorías laborales del transporte público de pasajeros.

Foto: Julieta Brancatto.

Para la tercera parte de la extraordinaria que dio como resultado el nuevo contrato entre la empresa y la Municipalidad, el bloque de Unidad Ciudadana FpV-PJ solicitó que en el marco legal que rige la relación contractual se incluya a la Ley N°26.485 de Protección Integral a las Mujer, así como el cumplimiento de la Ordenanza Municipal N°7132/18. En ese sentido también pidieron «que se agregue en el contrato una cláusula que garantice la igualdad salarial y de acceso al trabajo para las mujeres que tengan interés en desarrollarse laboral y/o profesionalmente, en cualquier categoría».

Similar pedido fue llevado adelante por la Comisión Feminista contra los Acosos en la 501, que luego de repasar en un documento declaratorio la implementación de la Ordenanza N°7132/18, exigieron que la renovación contractual de la Municipalidad y la empresa 11 de Junio incluya la perspectiva de género y el cupo laboral femenino y disidente en el transporte público de la ciudad.

«Nuestra lucha histórica está en las calles, exigiendo la creación y la implementación de las políticas públicas que vayan en la única dirección de seguir ganando derechos. En este sentido exigimos la implementación ya, al articulado del nuevo contrato de concesión, el cupo laboral de mujeres y disidencias por categoría de trabajo. Además de seguir de cerca el cumplimiento de cada proyecto propuesto, esa vez nos volvemos a movilizar con una nueva meta que es el cupo. Si los contratos se renuevan o se extiende el ya vigente, que sea con un marco de perspectiva de género serio y responsable, con las mujeres y disidencias adentro”, afirmaron.

A partir de dicha solicitud e intervención de la militancia, las integrantes de la Comisión Feminista contra los Acosos en la 501 pidieron modificar el articulado (Artículo N°10) referido a sus pedidos, donde propusieron un artículo más abarcativo e inclusivo que el originalmente propuesto. «Queremos hacer un aporte a uno de los artículos donde para nosotras está contemplado lo que estamos trabajando en materia de igualdad, pero creemos que es insuficiente», argumentaron.

Foto: Julieta Brancatto.

Como idea superadora propusieron que el Artículo N°10 rece: «El Ejecutivo garantizará con un programa de sensibilización y un posterior control, que la empresa promueva y haga efectivo el ingreso de las mujeres según lo establecido en la Ley N°26.485 y a las disidencias según lo establecido en la Ley N°14.783, habilitando el cupo y haciéndolo efectivo, para que accedan a todas las categorías que en el transporte público de pasajeros existan y ofrezcan en igualdad de condiciones de acceso, contrato, salario, desarrollo laboral, y/o profesional; como así también el acceso a las capacitaciones correspondientes para asegurar la igualdad de competencias para el puesto”.

Luego de un cuarto intermedio en el que se evaluaron las modificaciones propuestas al contrato, el cuerpo deliberativo acordó que «la empresa concesionaria deberá cumplir con lo establecido en la Ley Nacional N°26.485 y la Ley Provincial N°14.783 para el acceso a todas las categorías laborales que existen en el transporte público de pasajeros, con igual condición de ingreso, salario, desarrollo laboral y capacitaciones para todos los colectivos de géneros».

Tras las modificaciones alcanzadas el contrato fue aprobado y se agradeció el aporte del colectivo feminista, quienes celebraron la incorporación de la perspectiva de géneros en el nuevo convenio de concesión entre la Municipalidad y la empresa de transporte 11 de Junio.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre