Foto: Victoria Nordenstahl.

La rendición de cuentas municipal del 2018 quedó aprobada por los votos del oficialismo. La oposición presentó un despacho para rechazar los números enviados por el intendente donde puntualizó en los problemas que dejará la actual gestión. Subejecución de partidas, tercerizaciones y 70 millones que no aparecen. El secretario de Economía, Ezequiel Artero, faltó a la cita.

Para elaborar este Despacho, nos hemos enfrentado a un continuo ocultamiento de la información, a una permanente negativa de parte de los funcionarios del Departamento Ejecutivo (especialmente del área de Economía) ante los requerimientos que hemos hecho desde este Concejo Deliberante, y también a la falta de transparencia en la difusión del manejo de los dineros públicos. La gravedad de tener que enfrentarnos a todas estas irregularidades, además de no permitirnos contar con los elementos que se requieren para llevar a cabo esta tarea, radica en que se trata de prácticas que le son propias a los gobiernos que caminan por la cornisa de la corrupción.

Uno de los párrafos del análisis que hizo la oposición para presentar su despacho por la rendición de cuentas 2018 sirve como contexto para lo que fue una mañana de debates, cruces y argumentaciones varias. Una pantalla con proyector y una serie de filminas explicativas fueron el apoyo gráfico para la bancada peronista para exponer «el análisis de los ingresos del ejercicio, de la ejecución de gastos, el resultado del ejercicio, el estado de endeudamiento y un quinto punto donde anexaron los déficit en boletín oficial, planta de personal y contratos de locación de obra».

Hacia el final de la sesión, la oposición pidió insistentemente por la presencia del secretario de Economía, Ezequiel Artero, aunque no fue posible debido a la negativa de Cambiemos. Entre otras dudas, el peronismo pedía por la asistencia de Artero ya que la Rendición de Cuentas del Ejercicio 2018 reflejó un «abuso que se ha hecho en el manejo de los plazos para reponer los más de 70 millones de fondos afectados que debieran haber sido destinados a objetivos impostergables como las inversiones en seguridad, en educación y en obras de infraestructura. Dicha acción atenta contra la integridad y la calidad de vida de los lujanenses. Y sobre el particular, nos preguntamos y les preguntamos: ¿dónde están esos 70 millones?

Scarzo, una de las que trabajó en la conformación de las argumentaciones opositoras junto a Siror. Foto: Victoria Nordenstahl.

Respecto a los ingresos, a partir de un cuadro comparativo se explicó que, «evaluando la Emisión del Ejercicio y la Recaudación de lo emitido respecto de las principales tasas que genera el Municipio, han arrojado porcentajes de recaudación bajísimos, incrementando la ausencia de políticas de recaudación planificada y descentralizada».

La principal tasa emitida, Recolección y disposición final de residuos, no logró recaudar el 39% del monto emitido. Sobre una emisión de $155.876.857,88 se recaudaron solo $67.142.662,39 , habiéndose perdido así y sólo por esta tasa, un monto del orden de los $ 95 millones de pesos. Como señalan en los argumentos, este mecanismo se profundiza Ejercicio tras Ejercicio, pero además porque -como se informa en el Estado de Ejecución de Gastos- este Área muestra un gasto directo del orden de los $ 380 millones. «Lejos de percibir que el Ejecutivo ha tomado cuenta de estos números, hemos podido visualizar como en el presente ejercicio continua su política de tercerización de servicios, dejando en manos privadas y no locales, por cierto, gran parte de la prestación de estos servicios».

Respecto de la Tasa de Alumbrado, insistieron en observar la baja cobrabilidad de la misma. Ya el año anterior, la oposición había informado que esta tuvo en 2015 una cobrabilidad del 66% y había bajado al 45%. Ya en el presente ejercicio bajó al 31,8%, lo que refleja el alto impacto de la tarifa eléctrica en el monto emitido. «Entendiendo que la misma se viene cobrando a través de la factura de energía eléctrica, y no pudiéndose pensar que la incobrabilidad de tal servicio es de igual magnitud, solo cabe deducir que esta situación se debe a una deficiente falta de asignación de la tasa. Igual consideración merece la Tasa de Servicios Sanitarios que solo ha podido recaudar el 45% de lo emitido, traduciéndose en una perdida de recursos para este ejercicio del orden de los $ 25 millones de pesos».

En tanto a la evolución de gastos, en el presente ejercicio el Departamento Ejecutivo ha subejecutado partidas presupuestarias para atender gastos que se financian con los fondos del tesoro municipal, por $ 166.979.818,83; excediéndose respecto del crédito presupuestario en otras partidas por $260.320.810,38, con lo  cual el exceso neto (excesos presupuestarios menos economías presupuestarias) arrojo un saldo  de $ -93.340.991,55.

«La pésima gestión encaminada a percibir los ingresos que el Municipio necesita para el sostenimiento de su actividad municipal, sumado a la ineficiente política de ejecución del gasto, visualizada por el excesivo uso de contratos de locación de obra y de servicios, por fuera de la planta de personal, tercerización de servicios, especialmente en las Secretarias de Salud y de Obras e Infraestructura, quedan demostrada en los resultados obtenidos en el presente ejercicio fiscal», señalaron en el despacho.

Busso, en el centro, fue destacada por ayudar a conseguir información que el Ejecutivo oculta. Foto: Victoria Nordenstahl.

¿Y con la deuda cómo andamos? Uno de los puntos centrales en la exposición de la oposición fue destacar el pasivo total que asciende a casi 300 millones ($ 286.436.385,44)  con un crecimiento del 21% con respecto de ejercicio anterior. Las cuentas comerciales han crecido notoriamente, triplicando el valor al inicio del ejercicio, y la deuda con contratistas, cuadriplican los valores al comienzo del año, creciendo un 219%. «Dejamos aclarado que el importe de Deuda Flotante, no ha podido ser corroborada con los listados Rafam de apertura de Deuda Flotante por Proveedor y Deuda Flotante por Imputación, ya que los mismos no se encontraban en la información digital que se nos suministró», aclararon.

Incluso señalaron las diferencias entres los propios números, que arrojan contradicción y «desprolijidades de un intendente que está cansado y se quiere ir». En el Estado de Situación Patrimonial, la deuda Flotante y la Deuda Cuenta de Terceros se encuentra expuesta por importes diferentes a los informados en el Estado de Evolución de Deuda (Rafam), aunque totalizando el mismo importe final ($286.436.385,44). Este error de exposición fue objetado por el Tribunal de Cuentas en las últimas Rendiciones de Cuentas dictaminadas, aplicando las sanciones de multas correspondientes. En este Ejercicio se vuelve a verificar tal situación, la que quedará sujeta al Dictamen del Tribunal.

En las bancas oficialistas las miradas se mantuvieron hacia los celulares y no hicieron intevención alguna -excepto la de pasar a votación que hizo Carlos Pedro Pérez- debido a una tranquilidad de una mayoría donde no hizo falta llegar al desempate del presidente debido a la ausencia de José Neto (concejal FR). Tras más de tres horas de críticas opositoras, donde insistieron en la imposibilidad de la aprobación de la rendición de cuentas, el momento de levantar las manos llegó y arrojó una aval oficialista al otro despacho, donde se generó la aprobación.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre