En nuevo aniversario de la muerte de Eva Duarte se llevó a cabo la ofrenda floral en la Plazoleta con su nombre y la tradicional marcha de antorchas por la Avenida Humberto. Vecinos, vecinas y militantes recordaron este viernes a la abanderada de los humildes: “Las personas mueren cuando muere su legado y Evita no murió, nació ese día”.

Un 26 de julio de 1952, a las 20.25  por cadena nacional, el locutor Jorge Furnot anunciaba la muerte de Eva Duarte de Perón, desde un estudio de radio instalado en la residencia presidencial: “Cumple la subsecretaría de informaciones de la presidencia de la nación, el penosísimo deber de informar al pueblo de la república, que a las 20.25 horas, ha fallecido la señora Eva Perón, jefa espiritual de la nación”.

A 67 años de su paso a la inmortalidad, todavía se sigue recordando con dolor a aquella joven de 33 años que luchaba por lo que menos tenían, por los derechos de las mujeres, por los derechos de los y las trabajadoras.

Este viernes por la mañana el Partido Justicialista realizó una ofrenda floral en la Plazoleta Eva Perón, ubicada en el barrio El Quinto. Además se llevó adelante la marcha de las antorchas, que terminó en el acto central en el busto de Evita y Perón de la Avenida Humberto y Lavalle.

Foto: Movimiento Evita

La tenue llovizna no fue motivo alguno para que se entorpezca el recuerdo. Cerca de cien personas se concentraron en la Avenida Doctor Muñiz y Humberto, frente a la escuela Normal, y prendieron sus velas y antorchas para marchar hacia el busto de la calle Lavalle.

Representantes de gremios, sindicatos, agrupaciones, vecinos, vecinas, concejales, caminaron bajo la lluvia. Andrea Tesei del Movimiento Evita la recordó y remarcó como una obligación homenajearla en tiempos difíciles: “Un 26 de julio nos encuentra otra vez reunidos con nuestras antorchas, para homenajear a nuestra querida compañera evita. Después de estos cuatro años de desastre que vive nuestra patria es casi una obligación venir y cobijarnos bajo el manto protector de nuestra santa, de nuestra querida evita”.

El secretario de organización Lucas Golini remarcó que “las personas mueren cuando muere su legado, sus ideales y Evita no murió, nació ese día. Eso es lo que tenemos que reflotar y engrandecer, de cara a esta etapa que estamos enfrentando, que es muy dura. Estamos enfrentando un gobierno que está desmadrando el país. Nos está llevando a pasar hambre y hoy vemos a compañeros, amigos que no tienen para morfar”.

A poco más de un mes que comenzara la segunda presidencia de Juan Domingo Perón, la enfermedad terminó con la vida de su compañera Evita, quien dejó un legado para todos los argentinos, el amor por el prójimo, la igualdad.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí