Foto: Victoria Nordenstahl

Boto y Cabandié recorrieron el basural de Luján. “La idea del Gobierno Nacional es ayudar a la gente y al Intendente que tiene la voluntad de avanzar”, dijo el ministro de Medio Ambiente. Sergio Almada dialogó con funcionarios y explicó la situación que se vive en la quema.

“Esta es la única fábrica que dio trabajo los últimos años. De 60 pasaron a ser 300 las personas que vienen a cirujear al basural”. Sergio Almada lleva años luchando para que el basural más grande de la Provincia de Buenos Aires sea transformado, para que el humo de la quema deje de quitarle años y calidad de vida a sus vecinos y vecinas.

“La quema mata”, fue la frase que logró fijar el fomentista del barrio San Pedro y que se instaló en la agenda local. Este viernes, esperó bajo la sombra la llegada del ministro de Medio Ambiente de la Nación Juan Cabandie, al intendente Leonardo Boto y la comitiva que los acompañó en su recorrida por el basural.

Cabandie llegó temprano a Luján y mantuvo reuniones en el municipio con funcionarios locales. En la sala de situación pasaron filminas con los datos geográficos, cantidad de toneladas que se reciben y de gente que está trabajando informalmente en el basural.

El Ministro también charló con integrantes de la Cooperativa Usina Eco. El Intendente los presentó con elogios y resaltó la importancia de la cooperativa por la inclusión laboral de trabajadores informales, y la apuesta cultural que realizan en escuelas y con estrategias comunicacionales.

La visita de Cabandie no dejó plazos, ni medidas concretas sino expresiones de voluntad política para resolver el daño ambiental que genera el basural en el predio del barrio San Pedro. En el arco político despertó expectativas.

“Resolver estas cosas toca intereses y estamos dispuestos a hacerlo”, declaró el Ministro desde el basural ante los medios locales. El funcionario nacional aclaró que “va a llevar tiempo pero tenemos que iniciar algún día. La idea del Gobierno Nacional es ayudar a la gente y al Intendente que tiene la voluntad de avanzar. Tenemos que ir haciendo los estudios técnicos y elaborando las propuestas integrales con visión holística”.

En Luján, fueron agotadas las iniciativas legislativas durante el último período de gestión y el nuevo gobierno asume con la caja de herramientas que dejó aprobado el Concejo Deliberante, pero con pocos recursos disponibles. En ese sentido, el Ministro explicó que están gestionando recursos en instancias internacionales.

Del diálogo con Almada surgieron pedidos urgentes y repetidos. “Los vecinos le pedimos que nos consiga una topadora porque esto se incendia y es terrible”. El fomentista continúa exigiendo que, mientras las soluciones de mediano y largo plazo se gestionan, puedan garantizar que las toneladas diarias de residuos no tapen de humo al barrio.

Foto: Victoria Nordenstahl.

“Necesitamos una topadora del municipio para no tener los problemas que tenemos eternamente con las empresas que vienen y que cuando hay problemas de plata se van y quedamos con el basural descubierto”, pidió Almada. El último incendio importante fue para las fiestas, a fines de diciembre.

La inclusión social de las familias que viven de reciclar residuos fue otra de las aristas que formaron parte de la visita del Ministro. Junto a la delegación local dialogaron con laburantes en el predio. “Tienen que buscar la forma para que los muchachos tengan trabajo. Porque durante el gobierno de Macri, la única fábrica que dio trabajo fue esta: el basural. Había 60 personas acá, ahora hay 300. Por eso es importante que usted esté acá y yo le agradezco”, cerró Almada.

La recorrida terminó con una charla abierta con trabajadores informales del predio. Los funcionarios fueron bien recibidas por las familias que aprovecharon para pedir mejores condiciones en el corto plazo como poder organizar varias playas donde los camiones descarguen los residuos.

La idea que plantearon se basa en alternar el trabajo en dos playas de vuelcos. Mientras se revisa el material en un espacio, los camiones podrían descargar en otra y alternar día a día. Los funcionarios escucharon las propuestas y prometieron atender las necesidades de les laburantes.

El intendente Leonardo Boto finalizó la rueda de prensa agradeciendo a los funcionarios, concejales y vecinos. Anunció que los laburantes “tienen que ser parte de la solución” y pidió tiempo. “Ojalá podamos empezar un camino que no van a ser dos días y ni dos meses pero que si entre todos somos conscientes y hacemos las cosas bien, debemos encontrar la solución”, dijo el Intendente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí