En el acto a 35 años de la recuperación de la democracia y a 70 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se convocó a multiplicar los esfuerzos en la militancia. «En este contexto adverso solo nos queda seguir en la calle, seguir denunciando y organizándonos».

Como sucede cada 10 de diciembre, se llevó a cabo el tradicional acto en conmemoración de la vuelta a la democracia y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La actividad que realiza la Comisión de Familiares y Amigos de Detenidos Desaparecidos de Luján inició con el «presente» a los 25 desaparecidos de Luján. Tras los aplausos, Analía Gómez repasó las actividades recientes de la Comisión. «Sumamos 14 baldosas en Luján y vamos por las que faltan para seguir haciendo memoria», expresó.

Un cambio de nombre en la página de Facebook, antes llamada «Madres Filial Luján», mérito una reflexión. «Tiene que ver con que nosotros no podemos tomar la identidad de nuestras Madres. Anita Aguirre nos dejó el año pasado y Rosita Palazzo que no está participando desde hace un tiempo por razones de salud. Ese es su nombre y no podemos equivocarnos y que ellas vinculadas a algún posible error nuestro. Por eso decidimos cambiar el nombre. Ellas son y serán siempre nuestras referentes,», explicó Gómez.

Luego, el posicionamiento de la Comisión fue expresado en un documento que sintetizó las medidas principales de la dictadura militar, criticó los gobiernos neoliberales, ponderó la apertura de los gobiernos populares y finalmente advirtió sobre las consecuencias del actual gobierno de Cambiemos.

“En 35 años de democracia han pasado distintos gobiernos, pero desde diciembre de 2015 nuevamente nos gobiernan neoliberales, que son quienes hoy detentan el gobierno nacional, provincial y local, en representación del poder económico que se encuentra en manos de grandes productores rurales y empresas nacionales y extranjeras. ¿Vivimos en democracia, entonces? Formal y procedimentalmente sí, porque quienes gobiernan han llegado con el resultado de las urnas, pero esto no es una democracia tal como nosotros la concebimos. No son solo sus aspectos formales, sino las que garanticen una vida digna para todos”.

Ademas de insistir en el diagnóstico de las políticas neoliberales, el texto abonó a los procesos populares y la movilización social. «Quedó demostrado que cuando nos movilizamos podemos poner frenos a políticas arbitrarias que pretender negar lo sucedido, beneficiar a los represores y sus cómplices civiles. No les permitiéremos volver al país de la injusticia».

Sobre el cierre, hubo un llamamiento explícito a la movilización popular: «Queremos rescatar lo que nuestras Madres y Abuelas nos han enseñado a lo largo de más de 40 años. Nos enseñaron a denunciar, a resistir, a buscar y a luchar pese a todo. Es por ello que en este contexto adverso solo nos queda seguir en la calle, seguir denunciando y organizándonos para volver a construir un país que nos incluya a todos y todas, y que respete plenamente los Derechos Humanos».

Tras la lectura del documento, el micrófono quedó abierto para quienes asistieron al acto. Beatris Graffia compartió una carta abierta a Macri escrita por Mempo Giardinelli y publicada recientemente por Página12. Graciela Galarraga, Álvaro López y Luciano Gatica pidieron a los presentes multiplicar las invitaciones de cara a las actividades reividicativas de la memoria, la verdad y la justicia.

“Tenemos que hacer lo necesario para que el próximo 24 de marzo, cada uno de nosotros, vengamos con cinco compañeros, sabiendo a qué vienen y por qué vienen a este lugar. Es un compromiso que debemos asumir” señaló Gatica.

Al caer la tarde, el micrófono quedó abierto para cerrar musicalmente la actividad. Como la Cigarrra de Maria Elena Walsh y La Hierba de los Caminos coronaron el lunes en la Plazoleta de los Derechos Humanos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre