La Asamblea Feminista intervino el predio de Luján Rugby Club, escenario de una multitudinaria fiesta en navidad, con mensajes para reflexionar sobre consentimiento sexual. 

Con el objetivo de prevenir situaciones de violencia sexual en ámbitos de nocturnidad, las mujeres y disidencias organizadas de la Asamblea Feminista pegaron carteles con consignas contra el acoso, el abuso sexual y la cultura de la violación en la fiesta «Luján Palooza» el martes 24 de diciembre a la medianoche.

«No se nace macho», «no, siempre significa no» e «insistir puede dar buenos resultados en el deporte pero nunca en el chamuyo» son algunas de las frases que aparecieron en baños, columnas y barras del predio del Barrio La Loma. 

«Lo que se observa es que hay un alto nivel de violencia y de impunidad», dijeron integrantes de la Asamblea al mismo tiempo que «pareciera que la noche es de los tipos y hacen lo que se les canta las ganas».

Con este diagnóstico, La Asamblea Feminista impulsa el debate para imaginar espacios nocturnos libres de violencias. «Que se pueda generar un ámbito sin situaciones de acoso o violencia y que haya un personal capacitado para intervenir si se dan esas situaciones, que sean garante de derechos para las mujeres y disidencias, que somos vulnerables en esos espacios».    

«Somos como una carnada en la noche», describieron las mujeres que se acercaron la tarde previamente al lugar de la fiesta, lugar elegido por la la masiva concurrencia. Y desarrollaron algunas prácticas que se dan de forma frecuente en la noche de Luján: «Nuestros cuerpos son cosificados y muchas veces se nos pide una belleza y una vestimenta hegemónica para poder entrar a algunos lugares. Muchas veces, nos dejan entrar gratis, porque somos el objeto de consumo».

La relevancia mediática que tomó uno de los últimos hechos de violencia sexual, impulsó un debate sobre nocturnidad, consumos y consentimiento sexual. Luján comenzó a ponerle palabras a las violencias naturalizadas en los boliches y bares. Ya no se habla de casos aislados, a la estructura social que avala estas prácticas se le ven los hilos. «Queremos poner el tema en agenda pública y política», explicaron. «El Estado debería garantizar capacitaciones para el personal de locales nocturnos y prevención».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí