El gobierno de Luciani apura un expediente para aprobar antes de fin de año. La instalación de una depuradora cercana al Puente Los Huesos implicaría acuerdos con el privado, el desarrollo de un nuevo barrio y negociaciones para que ingrese en el presupuesto nacional en 2020 para su construcción en 2021.

“Esto es como prometer casamiento en Kalahari a las 5 de la mañana de un viernes” ironizó el concejal del Frente Renovador, Gabriel Jurina durante la reunión de la Comisión Ampliada de Urbanismo que se realizó la semana pasada. La frase apuntó a resumir la falta de garantías y los plazos extendidos a 2021 en la propuesta de construir una planta depuradora a la altura del Puente Los Huesos.

El ingeniero Gutiérrez, secretario de Obras Públicas junto a Carlos Patetta, director de Planeamiento Urbano; mapita en mano se sentaron en el Consejo Deliberante para explicar su proyecto y solicitaron que ingrese en tratamiento para una posible sesión extraordinaria antes de cerrar el año.

Concejales de todos los bloques escucharon a los apurados funcionarios. Desde el oficialismo bancaron la propuesta pero en la oposición pidieron tiempo para analizar el proyecto y plantearon sus dudas. Lo cierto, es que el expediente aún no fue presentado por el ejecutivo que prometió acercarlo a los ediles este lunes.

Antecedentes recientes. Las negociaciones con los countries que lindan a la calle Bestchedt para la instalación de una planta depuradora fracasaron. Allí, los funcionarios de Obras Públicas buscaron matar dos pájaros de un tiro construyendo con recursos estatales una depuradora en tierras del privado a cambio de una compensación. Los barrios comprendidos en Comarcas necesitan una depuradora según los requerimientos de Provincia y el dúo Gutierrez-Patetta estuvo cerca del acuerdo pero quejas de residentes de los barrios privados le trabaron el asunto.

Negociación actual. Ahora, los funcionarios consiguieron tierras a la altura del puente Los Huesos. Son 78 hectáreas propiedad de Miguens, ex miembro directivo de la Sociedad Rural. Según relató el ingeniero del PRO, fue el mismo en persona a “golpear la puerta” para ofrecer un acuerdo en el que a cambio de modificar indicadores urbanísticos en su macizo de tierra, el privado cedería la superficie para instalar una depuradora. La zona en cuestión está cerca al Puente Los Huesos, sin urbanización cercana.

El procedimiento para el acuerdo entre Estado y privado lo establece la Ley de Hábitat, se denomina Consorcio Urbanístico y debe ser aprobado por el Consejo Deliberante pero el expediente con la propuesta formalizada hasta el lunes no había sido conocido por los bloques de legisladores. En el peronismo concuerdan con que el tiempo para el debate se reduce al apuro de los funcionarios por tratar el tema antes del cierre del año.

El convenio propone que el privado ceda 7,5 hectáreas a cambio de la rezonificación que pasará de Club de Campo a Área Complementaria Residencial Extraurbana en el resto de las 70,5 hectáreas. Con la aprobación del Consejo el privado podrá subdividir en lotes de 900 mts2 y bajo la modalidad de barrio abierto. Respecto a los 2000 mts2 permitidos hasta ahora como Club de Campo y multiplicaría la cantidad de lotes.

A los beneficios, el privado suma la posibilidad de construir viviendas bifamiliares si se hace cargo de desarrollar la red de agua y cloacas. “Serían 500 viviendas” explicó el secretario de Obras Públicas, Marcelo Gutierrez.

Dudas de largo Plazo. Según lo explicado por los funcionarios PRO los tiempos administrativos implicarán cerca de 4 meses para armar el Consorcio Urbanístico y otros tantos para el proyecto ejecutivo. Con esos plazos desde Luján pelearían la financiación en el presupuesto nacional de 2020 y de salir bien la gestión en la legislatura nacional, comenzar a construir en 2021. Los montos se acercan a los 400 millones de dolares según los valores actuales.

El éxito de la propuesta en lo que respecta a la depuradora está atado a gestiones en las esferas nacionales y los vaivenes de una economía de mercado cada vez más incierta. Desde el peronismo local no desestimaron la propuesta del gobierno Cambiemos pero plantearon dudas y exigieron mayores garantías.

En ese sentido, remarcaron las condiciones del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y la suspensión de obras de infraestructura en la localidad para argumentar sus intrigas respecto a lo planteado por Cambiemos. «Supongamos que nosotros avanzamos y no se consolida esta obra, entonces quedaría el beneficio para el privado. ¿Cual sería el compromiso del gobierno?» cuestionó Cesar Siror, edil del FPV-PJ.

“Esto es así, primero necesitamos aprobar el proyecto para después buscar el financiamiento arriba” explicó Gutierrez generando más dudas entre los presentes. “Es ahora o esperar 50 años más” se sumó su antecesor en el área y ahora concejal oficialista, Javier Casset.

La pelota en el Concejo. Sin el expediente prometido por los funcionarios, se desconocen los detalles del proyecto aunque su discurso se puede concluir que, por el momento y de aprobarse el proyecto, el único con garantías será el privado.

Aunque en la oposición están buscando asesoramiento para fijar condiciones, una vez que sean modificados los indicadores urbanísticos, los propietarios podrán subdividir y ofrecer los lotes, desarrollar las viviendas o simplemente esperar mientras se multiplica el valor de la tierra en el proceso denunciado como especulación inmobiliaria, sin políticas impositivas en el ámbito local que regulen el mercado. En los próximos días los concejales deberán resolver si el tema en cuestión ingresa o no en el temario de una sesión extraordinaria antes de cerrar el año y dar curso al proyecto.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre