Foto: Ladran Sancho

Mauricio Macri hizo lugar al pedido del radicalismo y cobrará una tarifa plana  de gas durante los meses de invierno. El tarifazo del 20 por ciento llegará en el verano una vez que hayan pasado las elecciones.

Con un ojo puesto en octubre, el presidente Mauricio Macri decidió que el tarifazo en el consumo de gas se aplique después de las elecciones presidenciales. La propuesta había surgido desde el radicalismo que le propuso discutir la política tarifaria para frenar los aumentos en el año electoral.

Entre mayo y septiembre la factura de gas tendrá una tarifa plana, y el incrementó del 20 por ciento se cobrará a partir de diciembre. El «descuento» estipulado por el gobierno nacional será pagada por los usuarios en los meses de verano. La medida comenzará dos meses antes de las PASO y finalizará unos días previos a las elecciones generales de octubre, lo que le permitirá descomprimir el costo político derivado de la política tarifaria que Cambiemos aplica desde el 2015.

Según informaron desde el gobierno nacional la medida tiene el objetivo de disminuir el impacto del incremento durante el invierno, los meses de mayor consumo, y pagarlo en el  verano, periodo de menor uso del servicio.

Con la normativa, el aumento dispuesto para el 2019 tendrá un desdoblamiento. Previo a las elecciones se aumentaran las tarifas en un 15 por ciento, mientras que luego de las mismas el valor del gas tendrá un nuevo salto del 20 por ciento.

Para contentar a todos, Nicolás Dujovne ministro de Hacienda informó que el Estado nacional, que a fines de año había anunciado un aumento del 35 por ciento a partir de abril, se hará cargo de los intereses por el pago diferido.

En 2018, donde la suba final terminó siendo en torno al 67 por ciento, se aplicó la misma forma de cobro. Ya que en aquella ocasión los aliados del PRO, tanto radicales como de la Coalición Cívica, también presionaron para el pago en cuotas de las tarifas.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre