Foto: Julieta Brancatto

Las cámaras que aglutinan a las diferentes empresas de transporte de pasajeros decidieron no brindar los servicios los días domingos y feriados. Además tampoco habrá servicios nocturnos de lunes a viernes entre las 22 horas y las 5 de la mañana.

Las cuatro entidades nacionales que nuclean al transporte de pasajeros decidió en el día de ayer suspender los servicios los días domingos y feriados debido a la crisis económica que atraviesa el sector. La medida será puesta en vigencia a partir del próximo domingo 15 de septiembre.

La decisión fue tomada por las entidades que nuclean al 95 por ciento de las empresas de colectivos que circulan por el conurbano bonaerense: la Asociación Civil de Transporte Automotor (ACTA), Cámara Empresaria del Transporte Urbano, Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires y la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros.

Con esta medida dejaran de funcionar los servicios de 0 a 24 horas los días domingos y feriados y además los servicios nocturnos de todos los días entre las 22 y las 5.

Alberto Barba, presidente de la empresa 11 de junio SRL, concesionaria de los recorridos locales, confirmó que «la medida es para todas las lineas del Área Metropolitana de Buenos Aires, nacionales, provinciales y comunales».

En ese sentido, además de las lineas 500 que circulan en la ciudad, tampoco habrá colectivos de las lineas 57 en todos sus servicios, 276, 365 y 203 que conectan nuestra ciudad con diferentes distritos del conurbano bonaerense.

Desde mayo de este año, las diferentes cámaras venían estudiando esta medida ante la falta de compensación y el retraso en las transferencias por parte de la Provincia de Buenos Aires. Las compensaciones se congelaron con un dólar muy por debajo de los valores actuales, por esa situación las entidades decidieron «en forma conjunta iniciar un proceso de racionalización de servicios, consistente en reducir y cancelar algunas prestaciones para atender adecuadamente los servicios en los horarios de mayor necesidad».

Hasta diciembre de 2018 la totalidad de las compensaciones tarifarias que se conocen como subsidios eran costeadas por el Estado Nacional. En enero esas cargas se transfirieron a la provincia, y desde entonces comenzaron los atrasos. Hay una porción del subsidio que cubre la comisión por el servicio del sistema SUBE, y lleva varías meses de retrasos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí