Este jueves la Asamblea Feminista de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans de Luján volvió a reunirse para seguir trabajando en la semana del #8M y el paro y movilización del Día Internacional de Mujer la Trabajadora.

El tiempo corre y las ideas también. La creatividad feminista se puso en marcha y con ella las acciones para el próximo paro de mujeres. Por eso el feminismo organizado de nuestra ciudad volvió a encontrarse con vistas al 8 de marzo.

El escenario del Parque San Martín se vuelve conocido para aquellas vecinas que participan de la asamblea, sea por primera vez o con un extenso recorrido. Sin embargo todos los encuentros son diferentes, permiten pensar al feminismo local desde distintos puntos de vista, pero con la construcción colectiva como faro.

Es en ese contexto que nuevas mujeres, vecinas, compañeras, se acercaron al espacio asambleario para ser parte del armado del Tercer Paro Internacional de Mujeres Trabajadoras, en Luján, y para seguir repensando al colectivo como punto de encuentro, de acción y transformación.

Tras una breve dinámica corporal para liberar las tensiones diarias y soltar el cuerpo para reencontrarse con una(e) misma y con les otres, se establecieron grupos de trabajo para definir propuestas para la semana previa al #8M, así como el armado del documento que sentará la posición de la Asamblea Feminista MLTTL y los detalles del paro y movilización que se realizará sobre las calles de Luján, el 8 de marzo próximo.

Foto: Julieta Brancatto

El aporte de nuevas personas, la consolidación en el avance del movimiento de mujeres durante el 2018 y la creatividad que caracteriza al feminismo, generaron nuevas ideas y propuestas para que la asamblea lleve adelante en el paro de mujeres de este año.

Más allá de las consignas del movimiento, como el aborto legal o que no haya más femicidios, se trabajó en el rol de la mujer trabajadora, no sólo desde el sindicalismo sino fundamentalmente pensando en aquellas mujeres que son el sostén del hogar, que realizan tareas no remuneradas, o que son precarizadas.

En ese sentido se puso énfasis en la doble opresión que sufre la mujer: de clase y de género; y en cómo el Estado tiene un rol fundamental y transversal en la generación de políticas integrales y públicas para erradicar las violencias hacia las mujeres y generar verdaderas condiciones de igualdad para ellas.

En la próxima asamblea, que volverá a reunirse el jueves a las 18hs en el Parque San Martín, se trabajará específicamente en el desarrollo de las actividades de la semana del 8 de marzo y en las intervenciones que se realizarán durante la marcha del mismo día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre