UsinaEco, la Dirección de Gestión Ambiental del municipio, Training Camp Luján y Plogging Luján organizan la «Campaña Peregrinación Sustentable 2019», para generar conciencia ambiental y mantener la ciudad limpia. El 5 y 6 de octubre invitan a la comunidad a participar de la actividad.

Faltando pocos días, la ciudad ya comienza a encender los motores por la realización de la 45° Peregrinación de la Juventud. Desde UsinaEco, la Dirección de Gestión Ambiental del municipio, Training Camp Luján y Plogging Luján impulsan para esta ocasión que el peregrinar sea «sustentable».

¿Qué significa esto? Aprovechar la masiva concurrencia de fieles a Luján para seguir generando conciencia en el cuidado ambiental y la importancia de reciclar: «El reciclado es una herramienta fabulosa que permite generar un círculo virtuoso para el cuidado del ambiente, la generación de empleo digno y la inclusión social«, comentó Martín, integrante de la Cooperativa UsinaEco en diálogo con Ladran Sancho.

El cooperativista remarcó la importancia de poder llegar a vecinos, vecinas, instituciones y centros educativos, para seguir generando conciencia y que sean cada vez más las familias que adopten en sus casas el reciclado: «Estamos convencidos que es el primer paso. Poder tomar contacto con el vecino y que entienda el por qué reciclar, que no solo significa un impacto en el ambiente sino que genera un impacto positivo en el trabajo de los recicladores urbanos, que dejan de ir a buscar el material en la basura».

En cuanto al trabajo que vienen realizando en la ciudad, actualmente la cooperativa articula con más de cincuenta instituciones. Escuelas, sociedades de fomento, clubes deportivos, espacios culturales y comercios son algunas de ellas. «La verdad que es un abanico amplio y creemos en este laburo en red».

Por otra parte el cooperativista de UsinaEco destacó la cantidad en la demanda. «Si tuviéramos más recursos de logística, esto se podría potenciar mucho más, porque cada vez hay más demanda de la sociedad para tener más puntos verdes. Nuestra proyección es tener en cada sociedad de fomento un punto verde. Pero ahora no podemos tomar ese compromiso».

Sin embargo por la llegada de los fieles a nuestra ciudad hay proyectada una jornada muy importante de concientización y puntos verdes en diferentes puntos de la ciudad. Al respecto Martín comentó que después de cada peregrinación hay material posible de recuperar, recursos que generan trabajo.

-¿Dé que se trata la iniciativa que tomaron de proponer la «Peregrinación Sustentable»?

-Hicimos algo muy improvisado el año pasado con algunas camionetas propias y vehículos y juntamos varios bolsones de las miles y miles de botellas de agua que quedan en la calle. Este año surgió la posibilidad de armar algo mucho más organizado y la idea es tomar la traza desde el Puente Control hasta la calle Humberto, por Las Heras. Ahí se puede hacer una serie de bolsones por cada cuadra y que se vaya invitando a los peregrinos a que dejen las botellas ahí. También estamos convocando a voluntarios. Para todos aquellos que quieran participar de esta actividad, pueden escribirnos a nuestras redes.

-Además van a hacer la «Maratón Verde», ¿de qué se trata esta propuesta?

-Al otro día a la mañana hay una actividad de que se llama Pluggin, que consiste en salir a hacer actividad física, corriendo o caminando, y levantando los residuos. En este caso la mayoría de residuos que quedan son botellas de plástico. La actividad arrancaría en un tramo de la calle Las Heras y esperemos que muchos vecinos se sumen a participar. La idea es recuperar ese material, que para nosotros son recursos, es trabajo. Y es fomentar la conciencia ambiental, con la actividad física que está muy bueno y los recursos para nosotros como cooperativa. Además generar un impacto simbólico en Luján. Más allá de la fe y de la peregrinación de miles y miles de fieles, cuidar nuestra ciudad.

Foto: Julieta Brancatto.

-Hace poco fueron declarados de interés cultural. ¿Qué significa esto para ustedes?

-La verdad que nos llena de orgullo a nosotros. Un reconocimiento al laburo que venimos haciendo. Ojalá sea el principio de una serie de actividades más concretas y más firmes en relación con el municipio, que podamos afianzar ese vínculo y trabajar en conjunto porque es así como funciona en otras ciudades.

-¿Qué mensaje le dejan a los vecinos y vecinas de Luján, para que tome dimensión de la importancia de reciclar?

-Lo más importante es saber que para empezar a reciclar no hace falta demasiado esfuerzo o veinte tachos en la casa. Cuidar el ambiente empieza por uno mismo. Uno a veces queda medio frustrado porque separa en la casa y después pasa un camión que lo mezcla todo y va al basural. Ahora sabe que en UsinaEco nosotros recibimos esos residuos. El vecino cuando empieza a separar beneficia directamente al ambiente y si llegan hasta UsinaEco genera para nosotros más puestos de trabajo y mejores condiciones de laburo y de vida para todos los cooperativistas. Hay que empezar por uno.

Un nuevo modo de concientizar y reciclar surge desde el smartphone:

UsinaEco cuenta con una aplicación para dispositivos móviles, que se puede bajar desde el Play Store, buscando como «Usina Eco», para conocer las novedades de la cooperativa, aprender jugando e incentivar a que cada vez más vecinos y vecinas se sumen a reciclar: «Por ahora está disponible solo para Android, pero en un futuro lo haremos para IOS», comentaron desde la cooperativa de reciclaje.

Básicamente esta aplicación tiene cuatro secciones. En la portada figuran las «Novedades», allí la Cooperativa publica notas de interés y el laburo diario que se va llevando a cabo. La complementa la sección de «Puntos Verdes», ahí se abre un mapa y despliega todos los puntos verdes habilitados por UsinaEco en la ciudad. Otra de las secciones son los «juegos», para aprender de una manera divertida. «Es educativa. Vas contestando preguntas y vas sumando puntos, si contestas correctamente».

Otro de los servicios que brinda la aplicación es la de «Información». «Son Links a la página de UsinaEco o de interés de reciclado. También en la portada principal hay un tachito de basura que permite escanear códigos QR. Está hecho con la finalidad de que las personas que van hasta un punto verde, en donde va a estar pegado y plastificado un código QR, deja el material en el punto verde y si escanea el código, obtiene 10 puntos. La idea es que los puntos después se transformen en premios y que sea un incentivo para que la gente se acerque a los puntos verdes», remarcaron.

Además se pueden consultar los resultados actuales de quienes se suman al reciclado y contestan las preguntas en «Mejores Puntuaciones», una competencia muy leal por el cuidado del medio ambiente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí