Foto: Agustín Bordignon

Desde URGARA iniciaron una protesta exigiendo que reconozcan su injerencia como gremio en la representación de laburantes y que cumplan con el convenio colectivo de trabajo.

La empresa que lidera la producción primaria, el proceso industrial y la exportación de granos va de mal en peor con sus laburantes y sumó más conflictos con los gremios. Aunque hace tiempo no protagonizaban las noticias por despidos, suspensiones o retiros voluntarios como ocurrió durante los últimos dos años, esta mañana volvieron los conflictos con una medida de fuerza encabezada por Unión de Recibidores de Granos y Anexos (URGARA).

Al incumplimiento con el convenio colectivo de trabajo la respuesta llegó por parte de un pequeño grupo que cortó una de las calzadas de acceso a la planta y el bloqueo a camiones con materiales durante parte de la jornada del miércoles.

La presencia del gremio se da por convocatoria de UDETA que concentró buena parte de los operarios pero no alcanzó a obtener la personería jurídica durante los últimos años y ahora intentan incorporarse a URGARA frente a la opción de UATRE.

“Acá hay muchas anomalías. Han hecho estragos con la gente. A la gente no le pagan lo que corresponde, no le pagan horas extras, hubo despidos y suspensiones injustificadas o con causas inventadas” declaró Horacio Alvarez, responsable de la delegación provincial Buenos Aires Sur de URGARA.

El sindicato URGARA tomó una medida de fuerza en Argensun frente al incumplimiento del convenio colectivo de trabajo. Foto: Agustín Bordignon

La medida no incluyó paro de actividades ya que dentro de la planta los operarios continuaron con sus tareas. La tensión entre quienes protagonizaron la protesta y la empresa radica en que la patronal no reconoce la injerencia de URGARA ni permite la afiliación de los trabajadores a este gremio en el intento de centrar las negociaciones con UATRE.

El sindicalista confirmó que las negociaciones con la empresa para regularizar la situación ya lleva un año sin buenos resultados. “Empezamos bien, pero metieron abogados y cortaron el dialogo. Ahí empezó el conflicto. Nos obligan al conflicto” sintetizó Alvarez.

La medida en parte surtió efecto, desde el gremio que empuja por incorporarse a la representación de laburantes lograron que la patronal se haga presente para retomar el dialogo. El objetivo de URGARA es buscar un acuerdo que pueda ser ratificado en el ámbito del Ministerio de Trabajo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre