Foto: Victoria Nordenstahl

La Comisión que reúne a vecinos, concejales y funcionarios volvió a encontrase. El parte informativo mostró más retrasos que avances concretos ante quienes sufren la contaminación de forma directa.

Durante la tarde del martes una nueva instancia que combina la presión vecinal, ediles que trabajan aspectos normativos del proyecto y funcionarios del área de Salud y Obras Públicas volvieron a verse las caras para avanzar con el proyecto que acumula meses de demora.

Las novedades significativas pasaron por la adquisición de nueva maquinaria por parte del municipio que aún no está activa pero que tiene una capacidad de reciclar más cantidad de residuos de la que se arroja por día en el basural. Por lo que Sergio Fernandez, sub secretario de Obras y Servicios Públicos prometió que “cuando los organismos nacionales y provinciales de contralor aprueben su uso podríamos ir reciclando lo que está depositado más lo que se va generando”.

Los tiempos para la aplicación de la nueva tecnología son inciertos y según plantean en Luján dependen de la agilidad de los estamentos superiores. “La maquina está en las últimas pruebas. Solo faltan las cuestiones técnicas de Obras Públicas pero antes de fin de año tendríamos que tenerla en marcha” aseguró Fernandez.

De ahí que la decisión política se encamina a formar dos cooperativas de trabajo en el marco de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, una de recicladores encargados de las tareas de separación de reciduos y tratamiento y otra exclusivamente para trabajar con la nueva maquinaria.

Entre las cuentas a rendir por parte de cada área, el director de Atención Primaria de la Salud informó que de las 70 personas que viven del reciclado y debían ser vacunadas para prevenir enfermedades infeccionas, sólo 11 recibieron las dosis correspondientes. Según se excusó, el resto no fue encontrado y algunos se negaron a recibir las vacunas. Tampoco pudieron entregar la vestimenta adecuada para los laburantes del basural, y en este caso argumentaron que hay menos cantidad de elementos que de trabajadores.

Otro de los obstáculos que concejales y funcionarios explicaron a los vecinos se da en la continuidad de contratos para Trabajadoras Sociales. Sergio Almada, presidente de la Sociedad de Fomento del barrio San Pedro pidió que “urgentemente garanticen la presencia de las profesionales, porque son las únicas que tienen diálogo con los recicladores y pueden explicarles el proceso en el que estamos. De otra forma, ya sabemos que aparecen los conflictos”.

El concejal de Unidad por Luján y autor del proyecto de ordenanza, Nicolás Capelli solicitó a su par de Cambiemos, Marcela Manno que gestionara una reunión con el intendente para resolver este asunto. “Las tuvieron cinco meses pagándoles sin contrato y luego las dieron de baja. Lo dijo acá Issourihebere (secretaria de Politicas Sociales)” recuperó Capelli.

Todos los presentes reconocieron la importancia del trabajo de los profesionales y acordaron que es un punto central para avanzar. “Podriamos haberlos vacunado si estaban ellos” reconoció Poleschi.

Con pocos días para cerrar el año, el Concejo Deliberante tiene varios temas trabados en el temario por el debate por la aprobación de la termoeléctrica y por el legislativo debe pasar la aprobación de varias resoluciones para que avance el proyecto integral para erradicar el basural.

En ese sentido, la asamblea de Grandes Contribuyentes debe aprobar la generación de una nueva tasa para cobrar un canon por el uso de volquetes a las empresas que prestan el servicio. Con cálculos en el aire, Fernandez soltó que “se podría garantizar la continuidad de los contratos de trabajadores sociales con esa recaudación”.

Por último, la concejal Marcela Manno (Cambiemos) adelantó que proximamente presentarán una ordenanza para normatizar y regular el descarte de neumáticos fuera de uso para ser acopiados en un lugar exclusivo y más tarde trasladar al CEAMSE para su reconversión.

En lo que queda de año, los funcionarios deben ponerse al día con sus promesas y los ediles saltar el obstáculo de las interrumpidas sesiones del Concejo Deliberante para avanzar. Desde el barrio, los vecinos garantizaron la presencia y su insistencia todas las veces que haga falta para culminar este proceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre