El gobierno de Mauricio Macri vuelve a estar en el ojo de la tormenta por presuntos ajustes en áreas sensibles. Estudiantes y universidades reclaman frente al recorte del presupuesto del programa PROGRESAR y la suspensión de los pagos desde mayo. La Anses aseguró que lo regularizarán en julio.
La alianza Cambiemos continúa su camino en el recorte de derechos en áreas sensibles . Primero fue el ataque a la Paritaria Nacional Docente. En segundo lugar avanzó sobre las pensiones por discapacidad. Luego, la revisión caso por caso de las pensiones por viudez. Y ahora tocó al Plan Progresar, creado durante el kirchnerismo para financiar los estudios de los jóvenes en Argentina.
Según denunciaron estudiantes y universidades, el ajuste se realizó tanto en la suspensión de los pagos como en un recorte presupuestario. Desde mayo una gran cantidad de beneficiarios del subsidio dejaron de recibir los 900 pesos que indica el programa. En cuanto al recorte presupuestario, estudiantes denunciaron que según las cifras oficiales, se paso de un presupuesto de 8.047 millones de pesos en 2016 a tener 5.520 millones de pesos en 2017, lo que equivale a una baja de más del 30%. A lo que a su vez, se le agrega que el gobierno sólo lleva ejecutado un 22% de ese presupuesto. Pese a la inflación, el haber no se incrementa desde 2015.
Desde Ctera denunciaron que la suspensión en el pago de Planes Progresar, becas destinadas a estudiantes sin empleo o con bajos ingresos cuya finalidad es que continúen sus estudios es un nuevo ajuste en educación que ataca directamente el derecho social a la educación de los sectores más vulnerables de la sociedad. Asimismo, exigieron la urgente restitución de estas becas para garantizar la continuidad escolar de miles de alumnos en escuelas, institutos superiores y universidades argentinas.
Desde la cartera que conduce Emilio Basavilbaso, emitieron un comunicado justificando la demora en los pagos y su posterior regularización para los primeros días de julio. «El Ministerio de Educación y Deportes ha vuelto a requerir a las jurisdicciones e instituciones de nivel superior (terciarios y universitarios) que verifiquen el cumplimiento de los requisitos académicos de los alumnos identificados como no-informados, a fin de remitir la información a la ANSES y habilitar los pagos pendientes de esta prestación. Si hubiera casos particulares no alcanzados por esta rectificación, la ANSES habilitará la vía de reclamo individual. Se estima que en los primeros días de julio estos casos recuperarán el cobro, incluyendo el retroactivo de mayo» manifestaron desde Anses.
Sin embargo, desde la Universidad Nacional del Sur declararon que lo informado por Anses es erróneo. «En el caso de la UNS el 1 de marzo fue enviada la nómina que certifica el rendimiento académico de los beneficiarios de esta Casa» sostuvieron desde la pagina oficial de la universidad.  Desde la Secretaria de Bienestar Universitario también argumentaron que la suspensión de los pagos se debió a un «problema administrativo» en Anses.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí