Foto: Victoria Nordenstahl

El plenario que tenía como objetivo analizar el cálculo de recursos 2019 pasó a cuarto intermedio por el faltazo de los diferentes funcionarios del Ejecutivo. El único que se arrimó fue el director de Recursos Humanos, Agustin Musso. El martes continuará.

Con el presupuesto 2018 sin tratamiento y sin sentido de ser abordado en pleno proceso de rendición de cuentas de dicho año, el cálculo para 2019 es el tema en danza por los pasillos del Concejo Deliberante. Como cada lunes a continuación de las sesiones, esta mañana se intentó llevar adelante el plenario de concejales pero en pocos minutos terminó por pasar a una nueva instancia. La falta de representantes del Ejecutivo fue el motivo principal por el que se decidió posponerlo para las próximas 24 hs.

El presupuesto municipal tuvo una primera versión que fue modificada y dio origen a la segunda, disctutida en Comisión ampliada de Economía cuando Ezequiel Artero, Agustín Musso y el área contable del Ejecutivo se hizo presente aunque sin poder explicar los recortes en áreas sensibles. En dicha reunión, el secretario de Economía señaló problemas serios con la baja de coparticipación que sufre Luján desde 2015 a la fecha, echando culpas a la gestión de María Eugenia Vidal. Existe ahora una tercera versión que, como la manta corta, protege algunas políticas pero descuida otras.

César Siror, Gabriel Jurina, Erica Pereyra, Silvio Martini, Federico Guibaud, José Neto, Nicolás Capelli y Griselda Krauth estuvieron por parte de la oposición, incluida la presencia de Rubén Leopardi quien secundó a Siror en los planteos iniciales. En tanto que Carlos Pedro Pérez, Daniel Curci Castro, María de La Paz Elías, Susana Busso, Fernando Casset y Alejandra Rosso se sentaron por Cambiemos, aunque de un lado y del otro solo llegaron a intercambiar algunos diálogos propios para la coordinación de una nueva fecha ya que no hubo presencia oficial y, entre ellos, uno de los funcionarios más esperados -Ezequiel Artero, responsable de la Secretaría de Economía- viajó a La Plata por compromisos referidos a su función.

Según como lo exponen desde la oposición, en lo concreto, el repaso de las diferentes áreas deja ahora en rojo a la Secretaría de Infraestructura de Obras y Servicios Públicos con un recorte del 19%, como también a la  Secretaría de Políticas Sociales con un ajuste del 5,89%, siempre en comparación con lo comprometido en el último año. Salud, que había sido afectada gravemente, ahora registra un aumento del 7%. ¿Para festejar? No parece.

El resto de los destinos, como Conducción Superior (intendente), Asesoramiento Legal y Técnico, Secretaría de Producción, Secretaria de Salud, Secretaria de Economía y Finanzas, Secretaria de Gobierno y Relaciones Institucionales, Secretaría de Seguridad y el H.C.D registran saldos positivos en comparación, aunque con los porcentajes previstos, la inflación se volverá uno de los aspectos principales. De los 11 rubros observados, en quinto lugar se encuentran los «Servicios de la Deuda», a la cual se destinarán un 17% más que en comparación con 2018.

En 24 horas, concejales y funcionarios se verán las caras para desmenuzar los números que todavía siguen sin cerrar para el peronismo. Los concejales de Cambiemos lo saben y el radicalismo -en la figura de Carlos Pedro Pérez- se mostró dispuesto a avanzar en el análisis y explicación del presupuesto, de manera que sea más sencillo defenderlo desde las bancas oficialistas.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre