Preocupación por la habilitación de medios de pago electrónico en bingos y casinos

Si bien el gobierno de Axel Kicillof los había habilitado, la medida fue suspendida y está en proceso de análisis. Las críticas no tardaron en llegar y la preocupación por el fomento a las adicciones del juego son cada vez más grandes.

El Instituto Provincial de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires había habilitado, a principios de abril, la instalación de cajeros automáticos y medios electrónicos de pago en las salas de juego ubicadas en territorio bonaerense.

Esta medida dejaba sin efecto una resolución del mismo organismo de 2016, dictada dentro del Programa de Prevención y Asistencia del Juego, por la cual se prohibía las máquinas expendedoras de dinero y los medios electrónicos que permitan las transacciones con tarjetas de crédito o débito bancario en esos establecimientos.

La medida anunciada por el gobernador Axel Kicillof generó críticas en diferentes sectores de la sociedad y anuló una resolución anterior del gobierno de María Eugenia Vidal, que buscaba prevenir el gasto desmedido dentro de las salas de apuestas. Lo hizo a partir de la resolución 693 publicada en el Boletín Oficial del distrito, que dejó sin efecto la resolución 447.

Sin embargo, diez días después de que se emitiera la resolución, quedó sin efecto debido a que «las cámaras de bingos que nuclean a las distintas salas de la provincia de Buenos Aires, realizaron una presentación en la cual expresan la necesidad de contar con un tiempo prudencial y suficiente para dar cumplimiento a la obligatoriedad impuesta por dicho acto administrativo».

Pese a que, según el gobierno, la medida impulsada por Axel Kicillof apuntaba a prevenir «la evasión fiscal y el lavado de activos en las salas de juegos, así como también el desvío de prestaciones económicas derivadas de planes o programas sociales», crece la polémica y las críticas continúan, en el marco de la revisión de la normativa que se está llevando a cabo.

En Buenos Aires funcionan 46 bingos; 12 casinos; 5 hipódromos y 186 agencias hípicas. La líder en bingos es la española Codere con 13 salas y 3.431 máquinas. Otro peso pesado es Daniel Angelici. Según estudios publicados por la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, indican que aproximadamente 7 de cada 100 personas en la Argentina padecen dificultades con el juego, según consignó la Agencia DIB, mientras que el 1,5% es jugador compulsivo y 5,2% problemático.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires tiene una red de asistencia al juego compulsivo (0800-444-4000), donde ayudan tanto a los jugadores como a sus familias. Según estadísticas, el centro de atención bonaerense recibe un promedio de dos llamadas diarias, es decir, más de 800 anualmente. Fue creado en 2005 y cuenta con diez centros en toda la Provincia. Consiste en una red de atención pública y gratuita, que tiene como objetivo la prevención, contención y mejoría integral de las personas y familias afectadas por esta problemática.

«Muchos de los llamados son realizados por familiares, cuando se enteran de la patología del jugador», comentó una psicóloga del programa de prevención y asistencia del juego compulsivo en la Provincia.

Asimismo, comentaron que «el juego que genera mayor adicción en las personas son las máquinas tragamonedas. Tienen resolución inmediata y un ritmo de juego permanente. Y cada tanto dan pequeños premios. Eso estimula a buscar grandes premios». De esta manera, el hecho de que se pueda pagar con medios de pago electrónicos en bingos y casinos preocupa a asociaciones de lucha contra la ludopatía, teniendo en cuenta las estadísticas.

En definitiva, se pretende que la decisión acerca del monto o disponibilidad de crédito para jugar sea tomada de manera meditada a fin de evitar excesos. Por el contrario, se intenta desalentar toda medida que facilite el acceso de dinero para continuar apostando sin control alguno, lo cual puede llevar a consecuencias tanto para el patrimonio personal, la salud y la familia del apostador.

En Luján, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad en la sesión pasada el proyecto de resolución que expresa la «preocupación por el efecto y las consecuencias por medio del cual se deja sin efecto la resolución que limitaba la instalación y funcionamiento de cajeros automáticos en salas de juego y la utilización de medios electrónicos que permitieran transacciones con tarjetas de crédito o débito, como medida contra la ludopatía y el juego compulsivo». El proyecto fue presentado en conjunto por la oposición y fue votado y aprobado por unanimidad.

spot_imgspot_img

1 COMENTARIO

  1. Qué pavada mantener el uso de efectivo en el juego por una minoría ludópata. Para la sociedad en general es mucho mejor que el juego no maneje más efectivo y se transparente todo. A la minoría ludópata se la debe atender de otra manera. Con el juego manejando efectivo ayudan más al narcotráfico que a los ludópatas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,108SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

Últimas Noticias

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.